Frenan a alcalde de Nogales y le prohíben exhibir final de Dragon Ball

Día de publicación: 2018-03-13
Por: Judith Franco


Quienes tenemos hijos, pequeños, adolescentes y jóvenes, conocemos el anime japonés Dragon Ball Super, que tras el video que se hizo viral de un niño enfermo con cáncer, que imita la señal de la victoria al alzar los brazos, provocó que quien hace el doblaje se comunicara con el pequeño, quien quedó muy satisfecho.

Sin embargo, los políticos vieron su oportunidad de sacar provecho y algunos, como el alcalde de Nogales, Cuauhtémoc Galindo,  quisieron aprovechar la ocasión con una medida populista y ofrecieron transmitir el domingo en parques y plaza el capítulo 130 de la serie que marca el final de ésta.

Sin embargo, la empresa Toei Animation, en un comunicado difundido en redes sociales, aseguró que ellos no han autorizado ese tipo de eventos.

"Nos enteramos de los planes de exhibir el episodio # 130 de nuestra serie Dragon Ball Super en estadios, plazas y lugares públicos en América Latina. Toei Animation no autorizó estas exhibiciones públicas, no apoyamos ni patrocinamos ninguno de estos eventos”, cita el comunicado difundido en español, inglés y japonés.

"En un esfuerzo por apoyar los derechos de autor y proteger el trabajo de miles de personas y muchos sectores laborales, les pedimos que por favor disfruten nuestros títulos en las plataformas y televisoras oficiales y que no apoyen exhibiciones ilegales que inciten la piratería”, puntualiza el escrito.

Así que aquellos que querían agandallar y jalar simpatizantes con la transmisión del anime tendrán que quedarse con las ganas.

Por cierto, hasta la alcaldesa Angelina Muñoz Fernández, estuvo a punto de ser sorprendida y caer en la tentación de difundir en plazas el citado episodio aunque a diferencia de su homólogo fronterizo no llegó a anunciarlo como Galindo.

Jefe policiaco ejecutado no aprobó examen de control de confianza

El comandante de la Policía Municipal de Guaymas, quien fue ejecutado poco después de mediodía de este lunes en un transitado crucero del vecino puerto, no había aprobado los exámenes de Control de Confianza y aun así encabezaba un grupo policiaco con la aprobación del edil panista, Lorenzo de Cima.

Cabe señalar que Francisco Genaro Bogarín, andaba fuera de servicio, cuando fue "cazado” por los hombres que le dispararon en repetidas ocasiones cuando circulaba por la Calzada, a unas calles de la Comandancia de Policía.

Lamentablemente, De Cima dejará la víbora chillando en Guaymas, ya que en su ambición por no soltar el hueso, buscará la reelección, como si hubiese hecho buen trabajo, ya que como lo refleja esta ejecución durante su gestión se incrementó la inseguridad y la violencia.

Y por más esfuerzos que han hecho las autoridades estatales al gestionar recursos para aumentar la flota de patrullas, el número de agentes y sobre todo, con el envío de elementos estatales, no ha sido posible abatir los índices de inseguridad que nos guste o no, ahuyentan a los visitantes.

Recordaremos que la gestión de De Cima inició con un hecho que sacudió a la población porteña y al parecer la tendencia es a que abandone el cargo en situaciones similares, ya que no se ha preocupado ni ocupado en atender una problemática que creció como una bola de nieve y tristemente, quienes han pagado las consecuencias, son los guaymenses y los visitantes.

Ir arriba