Pese a los sindicatos voraces, sí hay paz laboral en Sonora

Día de publicación: 2019-05-14
Por: Eugenio Madero


En estos tiempos de crisis, donde la ruina se refleja más por la falta de la despensa y el poco circulante para pago de los servicios básicos en las casas, también se registran consecuencias en la convivencia familiar y no se diga en el entorno comunitario.

Por más programas sociales que se inventen para ayudar a las clases más vulnerables (como lo intenta hacer el presidente López Obrador), jamás será la solución definitiva a todo el rezago que tenemos en México.

El mejor elemento que pueda haber para el desarrollo de una sociedad en su conjunto, es contar con fuentes de empleo que provean el ingreso seguro para cada una de las familias.

Y que ejerzan su derecho a salir a la calle para ganarse la vida.

A más de tres años de la presente Administración Estatal, los esfuerzos encaminados a generar fuentes laborales han sido insuficientes para esos miles de sonorenses que requieren una oportunidad de desarrollarse profesionalmente; con empleos calificados para profesionistas, técnicos o trabajadores comunes.

En semanas recientes, al anunciar el secretario de Economía, Jorge Vidal Ahumada, la llegada a Hermosillo de la empresa Unlimited Services, se garantizó la creación de 250 nuevos empleos en un plazo máximo de dos años.

Cabe mencionar que antes de tomarse la decisión para que esta empresa se instalara en Hermosillo, se compitió con otras ciudades importantes del país. Entre ellas Chihuahua, Chihuahua; León, Guanajuato; y Guadalajara, Jalisco.

La corta distancia con el mercado de Estados Unidos -que benefician los costos de traslados-, la mano de obra de excelente calidad y otros elementos, fueron determinantes para que se tomara la decisión de elegir a Hermosillo como sucursal de esta empresa trasnacional.

Sin embargo y después de todo este asunto, debemos tomar en cuenta algo muy importante para la instalación de esta empresa en nuestra capital:

La paz laboral por la que tanto han luchado los empresarios sonorenses, fue el otro factor determinante para que Unlimited Services se definiera por invertir aquí.

El mantener tranquilos a los sindicatos en Sonora, sirve también para que esta empresa no se encuentre con el "Jesús en la boca” y se extinga el temor de que les vayan a estallar en el corto plazo una huelga o hacer un paro parcial (como irresponsablemente lo advirtió Javier Villarreal el pasado 1 de mayo en el evento multitudinario del CUM).

Todos los actos de presión por parte de sindicatos afiliados a la CTM y de otras organizaciones como el CIT o la Catem, son problemas que no deberían existir en Sonora. Y tampoco en México.

Es más: creo que ni siquiera esas organizaciones deberían de existir.

Cierto que no estamos en situaciones que se viven en el centro y sur de la República Mexicana - donde los actos de extorsión y cobro de piso es algo muy común en los negocios de todo tipo-; pero sí estamos en una situación a la que se debe poner mucha atención.

La ambición de dirigentes sindicales que no tienen llene, ha inquietado a inversionistas instalados en Sonora, a que estén pensando incluso en retirarse y dejar a miles de sonorenses sin empleo.

Pruebas de ello hay muchas.

Una de ellas podrían ser los emplazamientos (algunos ficticios) que han hecho los sindicatos afiliados a la CTM.

Ya en una entrevista previa, el dirigente sindical en Sonora ligado a la Confederación Internacional de los Trabajadores (CIT) que preside Napoleón Gómez Urrutia, nos hacía el comentario de este tipo de acciones emprendidas por sindicatos afiliados a la CTM.

Carlos García Herrera, secretario general en Sonora de la CIT, descartó que su organización haga actos que puedan perjudicar a los trabajadores afiliados a sus sindicatos o a las empresas que han invertido en Sonora.

Ahora que se dictaminó la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo a favor de la CTM en una entidad del noreste del país, surgen más noticias del tema minero en el país.

Trabajadores de primera de Grupo México en las minas de Cananea y Nacozari, recibirán casi 400 mil pesos de utilidades cada uno.

Esto no es, de ninguna manera, un logro de la CTM, de la CIT o la Catem; sino de los propios trabajadores de las minas que han sido productivos en una empresa que está muy por encima de otras instaladas en el país.

Ojalá que así como Grupo México, hubiera en Sonora y en nuestra República más empresas de este tipo. Y que ese dinero, ganado con el sudor de su frente, lo sepan aprovechar los trabajadores junto a sus familias.

Y sobre todo, que sepan cuidar esa fuente de empleo tan importante no solo para la población de esas dos comunidades; sino para todo nuestro Estado.

La Reforma Laboral recientemente aprobada en el Congreso de la Unión, no servirá de nada si no existe armonía de parte de los sindicatos para con los patrones.

Seguimos, seguimos…

Ir arriba