De discriminación ¿cómo andamos?

Día de publicación: 2019-06-12
Por: Marcela Alvarado

 México, como el resto del mundo sigue siendo un país que discrimina a distintos grupos poblacionales, tanto por color de piel, edad, origen étnico, sexo, orientación sexual, adultos mayores, personas con discapacidad, trabajadoras del hogar, incluso a extranjeros, según datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017 (Enadis).

 

Es el tipo de estudios que arrojan datos que deberían servir para impulsar políticas públicas en los tres niveles de gobierno tendientes a crear una cultura de respeto en el más amplio espectro de la sociedad, desde los primeros años, esfuerzo en el que lo deseable sería que se sumaran madres y padres de familia, a fin de lograr avances más sólidos.

 

Según la encuesta, 71.9% considera que se respetan poco o nada los derechos de las personas trans; 65.6% los de los gay y lesbianas; 65.4% los de los indígenas; 62% los de las trabajadoras del hogar remuneradas y más del 50% los de los discapacitados, adultos mayores y afrodescendientes.

 

Ante la coyuntura del llamado "Mes del orgullo LGBT”, vale la pena rescatar algunos datos de la Enadis 2017, cuyo instrumento metodológico fue desarrollado por el Conapred, el Inegi, la UNAM, CNDH y el Conacyt.

 

Sonora se encuentra entre las entidades donde la población de 18 años y más percibe poco o nulo respeto a los derechos de las personas trans, con 75.5.

 

En temas que están en la agenda pública y que son impulsados principalmente por partidos de izquierda, como el PRD o Morena, incluso MC (a veces se le relaciona más con la derecha, pero esa es otra historia), como el matrimonio y la adopción entre parejas del mismo sexo, la aceptación avanza, pero no lo suficiente.

 

Seis de cada 10 personas, acorde a la Enadis 2017 a nivel nacional está de acuerdo con reconocer el llamado matrimonio igualitario, pero en el caso de la adopción la cifra se invierte y sólo 4 de cada 10 lo acepta, lo que revela que el prejuicio está mucho más arraigado.

 

Recordemos que la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional en 2015 cualquier legislación estatal que considere que la finalidad del matrimonio es la procreación o que establezca que esa unión sólo se debe dar entre hombre y mujer. A la fecha se ha aprobado en 17 de las 32 legislaturas, entre ellas Ciudad de México, Colima, Chihuahua, Coahuila, Hidalgo y San Luis Potosí. 

 

Para Sonora sigue siendo un tema pendiente y por ahora quien trabaja en una iniciativa en este tenor es la diputada local de Morena, Yumiko Palomares, así que quizá pronto dejemos la lista de estados a la rezaga en esta agenda.

 

También la adopción es tema tabú, en el que la SCJN dio luz verde en 2016, al establecer que el tipo de familia, la orientación sexual y el estado civil de las personas adoptantes son irrelevantes para la adopción de niñas y niños, y que la idoneidad de las personas para ser consideradas para adoptar debe atender únicamente a la posibilidad de brindar cuidado y protección al menor de edad.

 

Entre las entidades que según la Enadis apoyan la adopción homoparental están Sonora, con 52.8%, Baja California (49.8%), Querétaro (47%), Zacatecas (46.4%) y la Ciudad de México (46.3%).

 

Hay mucha más información valiosa de la Enadis, que por cuestiones de espacio es imposible retomar, pero aquí lo que hay que resaltar es que se sigue avanzando en el reconocimiento de los derechos de la diversidad sexual y eso hay que reconocerlo.

 

Hasta el próximo miércoles.

 

Maestra en Ciencias Sociales con especialidad en Políticas Públicas por El Colegio de Sonora y Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora.

 

Twitter: @AlvaradoVMarce

 

 

Ir arriba