Las portadas de los lunes que daba el Arzobispo

Día de publicación: 2019-07-08
Por: Armando Vázquez




Tradicionalmente en otros años (en los periódicos de Hermosillo), aparecían cada lunes las declaraciones del arzobispo Carlos Quintero Arce (+) refiriéndose a algún tema relacionado con la diócesis que dirigió hasta el día de su muerte.

El motivo de estas publicaciones de "ocho columnas”, se debía principalmente a que durante los fines de semana bajaba la actividad política y por consecuencia no había mucha información relevante.

Ahora que prevalecen tantos actos delictivos en nuestra sociedad, las notas principales en los medios de comunicación (y en las redes sociales) son por los asesinatos en diferentes municipios de Sonora y del país.

Y debemos estar conscientes que no solamente los lunes de cada semana hay noticias sobre balaceras y esas cosas; sino prácticamente todos los días.

Lo que antes leíamos en los diarios como "Exhorta el Arzobispo asistir a misa”, ahora esos encabezados dicen "Suman 68 asesinatos durante Junio en CO”.

Por decir un ejemplo.

Y entendemos que el desarrollo de una sociedad, aunque queramos, no puede caminar de manera correcta.

Por eso la razón de que haya personas que agarran el camino del bien; y otras que toman el sendero equivocado, como lo estamos viendo.

Sabemos también que las autoridades de los tres niveles de gobierno se encuentran sumamente preocupadas por tanta delincuencia que se vive en las calles, colonias, ejidos y barrios de cualquier ciudad.

Y han hecho lo que está a su alcance para mitigar este problema.

Sin embargo las cosas no han salido como quisiéramos.

Las drogas como la mariguana, la cocaína y principalmente el cristal, son el factor común y que le han venido a partir en la torre a la formación correcta que se debe inculcar a cualquier persona.

A siete meses de haber iniciado el nuevo Gobierno de la República, seguimos viendo que no se han dado los resultados que prometieron.

Entendemos que sus intenciones son buenas, pero quizá el procedimiento no ha sido el adecuado.

Porque hablar de la frustrada transición de los elementos de la Policía Federal a la Guardia Nacional, es solo uno de los errores que han cometido las autoridades de la Cuarta Transformación, quienes aún siguen culpando de todo este desmadre a los funcionarios que los antecedieron.

El motivo de que hayamos agarrado de nueva cuenta el tema de la delincuencia para seguirlo comentando este lunes, se debe a que a pocas horas de haber llegado una buena cantidad de elementos de la Guardia Nacional a Guaymas y Ciudad Obregón (el pasado fin de semana), se registraron varios homicidios el sábado durante todo el día, destacando la muerte de un  cantante grupero que con todo y carro recibió alrededor de 100 disparos.

Algo sumamente impactante.

Lo que más llama la atención, no es que la víctima haya sido el cantante Luis Mendoza el fallecido, ni tampoco cuáles éxitos haya tenido en su carrera; sino lo que realmente me preocupa es el reto que podría estar haciendo el crimen organizado en una plaza que supuestamente ya está blindada por el nuevo cuerpo policial.

No descartemos, entonces, que a como estamos viendo las cosas, ya en breve podríamos estar siendo testigos (o al menos enterarnos) de algún enfrentamiento directo entre elementos de la Guardia Nacional contra sicarios del crimen organizado.

Esperemos que las cosas no pasen a mayores y que las corporaciones policiacas de nuestros municipios y del Estado estén coordinadas con la Federación.

Porque para ser sinceros, no ayuda en nada que el comisario de Seguridad Pública en Hermosillo, Luis Alberto Campa Lastra, declare a los medios de comunicación que no sabe cómo va a operar la nueva Guardia Nacional, ya que según confesó a la prensa, no ha recibido información al respecto; pero tampoco dijo que la  haya solicitado

Y por lo que estamos viendo, tal parece que las autoridades de Seguridad Pública del Estado (encabezadas por David Anaya) tiene mayores datos sobre la coordinación que están haciendo a partir de la creación de este cuerpo policial encabezado por el sonorenses Alfonso Durazo Montaño.

Ya que estamos con este asunto de la Seguridad Pública, me viene a la mente lo que pudiera surgir con el "efecto cucaracha”, una vez que se asiente en Sonora la Guardia Nacional.

De concretarse esta migración delincuencial, por así decirlo, los estados de Chihuahua, Sinaloa y Baja California, podría ser los que reciban a los malandros que pudieran estar huyendo de Sonora.

Sin embargo habría qué ver si ellos (los Estados vecinos) también están solicitando a la Guardia Nacional en sus territorios.

En pocas palabras, pues, como que habría una competencia de estrategias entre el crimen organizado y la Guardia Nacional.

Bueno, amigos.

Hoy lunes de recuerdos agradables y lamentable realidad, la vamos a dejar de este tamaño.

Esperando, obviamente, que en un futuro las notas principales de los lunes (en los medios de comunicación y redes sociales) sean temas más sanos y de aliento para nuestra sociedad.

Que tengan buen inicio de semana.

Ir arriba