Extremismos e improvisados en Hacienda

Día de publicación: 2019-07-09
Por: Rafael Cano Franco



La renuncia de Carlos Manuel Urzúa Macías al cargo de secretario de Hacienda y Crédito Público cimbró no solo los mercados y la Bolsa de Valores, en realidad fue una "bomba” que dejó al descubierto serias diferencias al interior del gabinete del presidente López Obrador en referencia a la política económica que debe seguirse.

Las expresiones de Carlos Urzúa fueron más allá de una simple diferencia de criterios, de alguna manera exhiben el desconocimiento que existe en el manejo de las finanzas públicas porque se han extendido nombramientos basados en el "influyentismo” político sin considerar las capacidades técnicas de esos funcionarios.

Son cuatro los puntos básicos que establece como motivo de la renuncia: discrepancia en materia económica; toma de decisiones de políticas públicas sin evidencia ni suficiente sustento; imposición de funcionarios desconocedores de la Hacienda Pública promovidos por personajes influyentes del actual gobierno y eso deriva en la cuarta razón: "un patente conflicto de intereses”.

Hace poco más de un mes, cuando Germán Martínez Cázares renunció a la dirección general del IMSS, también señaló la existencia de un centralismo enorme en las decisiones y culpó a funcionarios de la Secretaría de Hacienda de ser los responsables de aplicar políticas públicas con efectos negativos directos en la salud de los derechohabientes de esa institución.

La renuncia de Carlos Urzúa pareciera darle la razón a Martínez Cázares en torno a que quienes están tomando decisiones en lo referente al manejo de los recursos públicos lo hacen con fundamentos políticos y no basados en el conocimiento económico.

La renuncia y los argumentos que la motivaron de inmediato tuvieron impacto en la Bolsa de Valores la cual registró una caída de 1.77 puntos, la más alta en lo que va del año; los efectos también se sintieron en la cotización del peso frente al dólar, la moneda de Estados Unidos de inmediato aumento su valor.

El presidente López Obrador actuó de inmediato para calmar los mercados y nombró a Arturo Herrera Gutiérrez como el nuevo Secretario de Hacienda y Crédito Público, eso detuvo el alza del dólar y estabilizó los mercados cambiarios y de valores.

Arturo Herrera, como antecedentes, tiene dos desmentidos del parte del presidente López Obrador: fue el funcionario que anunció se cobraría de nuevo el impuesto de tenencia vehicular, lo cual negó López Obrador; pero también fue quien dijo no existían condiciones técnicas ni financieras para que se lleve a cabo el proyecto de construcción de la refinería de "Dos Bocas”, lo cual también fue desmentido por el Presidente en una de sus conferencias de prensa "mañaneras”.

Pero además de los efectos económicos, también manifiesta la existencia de un conflicto político en el gabinete del Presidente de la República y deja entrever disputas dentro del equipo.

El gabinete presidencial muestra poca cohesión, la renuncia de Carlos Urzúa opacó la del director  de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestros de la SEIDO, Gualberto Ramírez, quien ocupaba ese cargo desde el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa.

Con las dos renuncias de ayer, suman dos secretarios que han dimitido; 14 subsecretarios que renunciaron al cargo y 227 directores generales.

Las renuncias más sonadas son la de Josefa González Blanco a la Secretaría del Medio Ambiente; Germán Martínez al IMSS; Simón Levy a la subsecretaria de Turismo; Patricia Bugarín a la subsecretaria de Seguridad Pública; Omar García Hurtado a la Dirección de la Agencia de Investigación Criminal; Guillermo Zúñiga a la Comisión Regulatoria de Energía y Guillermo García Alcocer, quien dejó la presidencia de la Comisión Regulatoria de Energía.

Hasta antes de la renuncia de Carlos Urzúa, se especulaba que el titular de Sader, Víctor Villalobos era uno de los funcionarios que podía dejar de formar parte del gabinete; también se señala a la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero e incluso a la titular de Conade, Ana Gabriela Guevara.

El problema para el gabinete de la 4T, es que quienes deciden retirarse, lo hacen señalando corrupción, improvisación, decisiones sin sustento, falta de capacidad profesional y técnico en el equipo de trabajo y corrupción reflejada en los "conflictos de intereses”.

Pero no pasa nada, dice el presidente López Obrador: --"vamos muy bien y el cambio de régimen sigue avanzando”.

Al paso que va se quedará solo.

La Guardia Nacional no es la solución

El Secretario de Seguridad Pública de Sonora, David Anaya Cooley le quitó presión a Alfonso Durazo, titular de Seguridad pública del gabinete federal, al señalar que si bien la presencia de la Guardia Nacional aumenta la fuerza de tarea en Sonora, su presencia no es la solución a los problemas de inseguridad pública que afectan a Sonora.

De hecho, Anaya Cooley estableció que son las actividades de prevención las que también deben hacerse sentir y para ello es necesario un mayor compromiso de parte de los gobiernos municipales porque son sus corporaciones las que en conjunto suman el mayor número de elementos, pero es ahí donde también se encuentra la mayor infiltración del crimen organizado.

Para dejar atrás la inseguridad pública, Anaya Cooley señaló que debe cumplirse el ciclo de la seguridad: Acciones de prevención, investigación de hechos delictivos, acciones de inteligencia y procuración de justicia.

En ese contexto, la sola presencia de la Guardia Nacional y la distribución zonal que se hizo de los elementos en cuatro regiones (Hermosillo-Ures-Moctezuma; Nogales-Agua Prieta-Naco-Cananea-Caborca; Puerto Peñasco-Sonoyta-San Luis Río Colorado; y, Guaymas-Empalme-Cajeme- Navojoa), es una gran ayuda porque se incrementa el número de elementos en el campo, pero no es garantía de solución a la inseguridad pública. 

Otros Juglares:

--"Le pido que, si tiene la honorabilidad, renuncie al cargo y regrese a la Cámara de Diputados. No pueden ser tantas irregularidades en tan poco tiempo de su administración, Imagínese si termina su administración ¿cuántos expedientes se le abrirán?”

Lo dijo el diputado de Movimiento Ciudadano, Alán Falomir, miembro de la Comisión del Deporte de la Cámara de Diputados, quien de frente le pidió la renuncia a Ana Gabriela Guevara, titular de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), durante su comparecencia ante legisladores federales integrantes de esa Comisión.

Gracias por su atención, hasta el jueves si Dios quiere. ¡¡¡Salud!!!


Ir arriba