Requetebién o requetemal ¿Quién tiene la razón?

Día de publicación: 2019-07-12
Por: Feliciano J. Espriella


En lo personal me parece oficioso querer calificar a un gobierno con tan sólo siete meses de operación, pero es el propio presidente López Obrador quien inicia el debate sobre el tema al responder ante las críticas que "vamos requetebién”.

Ni tardos no perezosos, sus adversarios, como identifica invariablemente a todos sus críticos el Presidente, responden que vamos "requetemal”. Cada una de las partes exhibe sus argumentos, naturalmente maquillados hacia sus conveniencias.

En estos dimes y diretes, la población ya no haya ni a quién irle, mucho menos a quién creerle. Hay demasiada polarización.

Una cosa está bastante clara, López Obrador está imponiendo su proyecto de nación, pese a la fuerte oposición de sus adversarios, y éstos, intentan por todos los medios posibles descarrilarlo. Veamos los principales argumentos de unos y otros.

 

Los argumentos de los "requetemal”

 La mayoría de las críticas en contra de López Obrador giran en torno a los temas de seguridad pública, economía y salud, que él mismo reconoce como promesas pendientes de cumplir.

Es innegable que la tendencia al incremento de la inseguridad ha seguido igual o aún más pronunciada que cuando inició la actual administración federal. Pero la realidad es que no podría haber sido de otra manera, pues el proyecto lopezobradorista para enfrentar este problema que tiene su fundamento en la operación de la Guardia Nacional, acaba de iniciar.

En lo personal me parece que los efectos positivos, nulos o negativos en materia de seguridad pública, los empezaremos a ver hasta inicios del 2020.

En materia económica, todos los datos apuntan a un estancamiento en el crecimiento económico. De eso no hay duda. Ya hasta el propio presidente López Obrador lo aceptó. Sin embargo, una parte de ello es natural, sucede en todos los cambios de gobierno en los que la inversión pública se contrae como parte de la curva de aprendizaje de los nuevos responsables de la política económica. Además, el entorno internacional es poco favorable y son ya bastantes las economías que presentan síntomas iguales y hasta peores que los nuestros.

En el tema de salud sucede algo parecido al de seguridad. El Presidente pretende implementar cambios profundos en el sistema de salud pública, y eso implica muchos problemas de inicio que inciden negativamente. El desabasto de medicamentos en los hospitales y clínicas de los sistemas de salud oficiales no es nuevo, se viene registrando desde hace varios lustros. Lo que no se ha clarificado es si se ha incrementado.

El argumento del "requetebién” es utilizado de manera unipersonal por López Obrador con cierta frecuencia. Lo apuntala con vagas referencias a algunas acciones de su gobierno que en lo personal contradicen lo dicho por sus críticos, pero sin presentar pruebas sólidas que lo corroboren.

En realidad lo único cierto es que prevalece la incertidumbre al igual que en muchas de las economías del planeta, provocada en gran medida por factores externos, que ha agudizado algunas acciones de la 4T.

 

Logros y cambios relevantes

Sin embargo, y apuntando directamente a una verdadera transformación  del país, en los 7 meses de gobierno de López Obrador, se han concretizado varios cambios profundos. La mayoría de ellos encaminados a combatir la corrupción y la impunidad, flagelos que desde hace más de dos décadas ha venido denunciando el actual Presidente de México.

Destacan entre ellos, el combate al huachicol, que según la información de Pémex, se ha reducido en un 90%.

Logro importante en ese sentido también fue el que se incluya la "corrupción” como delito grave en la legislación respectiva. También las denuncias en contra de varios funcionarios del actual y anterior gobierno así como las órdenes de aprensión giradas en torno a varios de los fraudes cometidos en Pémex.

Destaca también por sus efectos en la captación de ingresos para el erario, lo relativo a la cancelación de impuestos a grandes causantes, que ya ni el presidente en turno podrá hacer en el futuro.

En el tema económico es de destacar el fortalecimiento de nuestra moneda, cuyo comportamiento positivo ha sido el mejor en varios años.

Destacable también es el óptimo manejo de las finanzas públicas, las cuales por primera vez en varias décadas se están ajustando a lo presupuestado sin originar déficits que repercuten después en deuda pública.

Se ha detenido una tendencia al endeudamiento que tarde o temprano podría habernos llevado a la insolvencia. Durante varias décadas los presidentes recurrieron a la deuda pública como herramienta para cubrir la ineficiencia en el manejo del gasto. Aunque poco visible, este es uno de los principales logros en materia económica del actual gobierno.

 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Ir arriba