Derrame de tóxicos en Guaymas afecta a comerciantes y turisteros

Día de publicación: 2019-07-17
Por: Judith Franco


Aunque la mayoría de los conocedores de cuestiones ambientalistas afirman que los efectos del derrame de tres mil 500 litros de ácido sulfúrico en las instalaciones de la Administración Portuaria Integral de Guaymas, ya fueron remediados, los prestadores de servicio y comerciantes, se han visto bastante afectados por el temor que causó el hecho.
Según los expertos, los animales marinos como el lobo y la tortuga que fueron difundidas como supuestas víctimas de la contaminación del mar, estaban sin vida desde días antes, por lo que no se les puede atribuir a la empresa minera de Grupo México.
Al parecer el dueño de la empresa, Germán Larrea tiene muchos enemigos, porque los grupos ambientalistas se le fueron a la yugular, aunque dicen por ahí que cada quien cosecha lo que siembra, y en Sonora, los desastres ecológicos, sobre todo en el Río Sonora, hace casi cinco años, han tenido efectos devastadores.
Tal vez, el daño en el ecosistema marino fue mínimo o imperceptible en Guaymas, como dicen los que conocen del tema, sin embargo, la burra no era arisca, como reza el dicho y en el Río Sonora, todavía no se ha dimensionado a cabalidad los efectos causados luego de que la minera Buenavista del Cobre, derramó los químicos y metales pesados utilizados en la lixiviación, en el afluente.
Además, se tiene desconfianza de que los trabajos de remediación hayan sido realmente efectivos, lo que en su momento causó prácticamente la paralización de actividades en esa región y que actualmente, cualquier enfermedad que sufren los habitantes, es atribuida a la contaminación, pese a que las autoridades niegan relación, pero es mucha la desconfianza generada.
En el vecino puerto de Guaymas, lamentablemente, además de los eventuales efectos en el ecosistema, actualmente, los que ya se han visto afectados son los prestadores de servicios turísticos y los comerciantes que expenden productos del mar, así como los pescadores, ya que la gente cree que las especies están contaminadas y han dejado de consumirlas, además, pese a la temporada, ha habido cancelaciones por temor de bañarse en la playa.
Y mientras, las autoridades federales, que son las que deberían de dar la cara y ofrecer certeza de las condiciones del litoral guaymense, se han circunscrito a decir que están investigando, por lo que los tienen que enfrentar los efectos, son los más desprotegidos.

Rápidamente "enseñan el cobre” elementos de la Guardia Nacional

Apenas tiene unos días de que entró en operación la Guardia Nacional en el país, que según el presidente Andrés Manuel López Obrador y el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, sería la panacea para todos los problemas de inseguridad, y ya fueron detenidos tres de sus miembros como integrantes de una banda de secuestradores.
Claro que una golondrina no hace el verano, y que no por esos malos elementos se puede señalar a una corporación, pero el arresto de estos individuos pone en evidencia los yerros cometidos al momento de seleccionar a los integrantes de este grupo supuestamente de élite.
También se confirma que las instituciones no son las responsables de las conductas, sino cada uno de sus integrantes, de ahí que no se puede responsabilizar a todos por la actuación de tres de sus miembros, pero lo que si pueden hacer, es imponer sanciones ejemplares para que este tipo de hechos no cundan.
Por lo pronto, en cuanto a la labor en Hermosillo, dijo la alcaldesa Celida López Cárdenas, que los elementos de la Guardia Nacional ya están en esta capital, aunque palabras más, palabras menos, no sabe lo que están haciendo, ya que son instancia federal, que trae su propia agenda, pero confió en que se logre una coordinación efectiva… Esperemos que así sea…

Correo electrónico franco@entornoinformativo.com.mx

Ir arriba