Dos damas con buena imagen

Día de publicación: 2019-10-17
Por: Feliciano J. Espriella


Esta semana la gobernadora del estado y la alcaldesa de Hermosillo recibieron sendos y merecidos reconocimientos al desempeño de sus responsabilidades.

Claudia Pavlovich Arellano, según una encuesta de Massive Caller ocupa el tercer lugar entre los gobernadores con mayor aprobación de sus gobernados. Es sólo superada por Mauricio Vila de Yucatán, en el primer lugar y Quirino Ordaz de Sinaloa, en el segundo.

Por su parte, la alcaldesa Célida López Cárdenas es también tercer lugar nacional, pero en la encuesta telefónica de Caudas Estrategias denominada Evaluación de Atributos de Presidentes Municipales. Los atributos calificados fueron honestidad, capacidad e integridad y nuestra alcaldesa sólo fue superada por María Eugenia Campos, de Chihuahua y Jorge Zermeño, de Torreón.

El reconocimiento a la gobernadora no es novedad, prácticamente desde los inicios de su gestión ha venido ocupando posiciones privilegiadas en casi todas las encuestas y evaluaciones en las que se le ha incluido. Su gran mérito, en todo caso, es haberse conservado entre los punteros a pesar de transitar ya por su quinto año de gobierno.

El ejercicio de gobierno desgasta. La gran mayoría de los gobernantes en todo el planeta, para su quinto año de gobierno ya los fans entre sus gobernados han mermado bastante. De hecho, los dos gobernadores mejor evaluados, tiene menos tiempo de conducir sus entidades.

El reconocimiento  a la alcaldesa Célida López Cárdenas, quién apenas acaba de cumplir su primer año de gobierno, fue producto de tres preguntas orientadas a calificar tres atributos:

Pregunta 1 (Honestidad) .- Supongamos que perdiste tu bolso o cartera en la vía pública y el(la) presidente(a) municipal La encontró, ¿crees que te la regresaría?

Pregunta 2 (Capacidad).- Vas a presentar un examen y necesitas a un asesor que te ayude a resolver los problemas, ¿le pedirías al presidente(a) municipal que te acompañe?

Pregunta 3 (Integridad) .- Se te presenta una emergencia y necesitas dejar bajo cuidado a tus hijos o a un ser querido, ¿se lo encargarías al presidente(a) municipal?

La alcaldesa hermosillense ocupó las posiciones 1, 4 y 2 respectivamente.

Ambas gobernantes tienen además algo en común: encontraron un verdadero caos en sus regiones a gobernar, y ambas, sin amilanarse, sacaron la casta, tomaron el toro por los cuernos y empezaron a implementar soluciones.

 

Los políticos se hicieron delincuentes y los delincuentes se hicieron políticos

Esta frase se la escuché recientemente  en una entrevista radiofónica al Senador Alejandro Armenta, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público y de la Comisión Bicameral de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios en el Senado de la República.

La entrevista se refirió a la aprobación en comisiones del Senado el dictamen para prohibir la condonación de impuestos, mediante una modificación al artículo 28 de la constitución. Tiene como propósito eliminar la facultad del Presidente de la República para hacer condonaciones de impuestos.

"Una facultad que define los privilegios de este régimen corrupto que hay que terminar de una vez por todas y que representó al país una forma de saqueo”.

Según el Senador, en nuestro país existían tres tipos de saqueos:

1.        Saqueo fiscal

2.        Saqueo presupuestal

3.        Saqueo energético y de recursos naturales

Todo se generaba desde la cúpula del poder y con la complicidad del legislativo en turno que creaba leyes a modo para saquear al país a través de los fideicomisos y otras figuras similares, en el caso de los dos primeros.

En cuanto al saqueo energético, donde los propios legisladores, jueces y magistrados, protegían y siguen protegiendo a las empresas que están saqueando las minas de oro, plata y varios metales más.

El sistema corrupto de nuestro país se desarrolló desde la presidencia de la república, y controló gobernadores, senadores y congresos, en concordancia con la tesis de Robert Lansing¸ abogado estadounidense y político conservador demócrata.

Lansing le dijo al presidente Woodrow Wilson en 1915, que para controlar a México no era necesario hacer una guerra: "… bastará con invertir en los jóvenes ambiciosos mexicanos y educarlos en nuestras universidades. Educarlos en el amor a nuestra nación, para que cuando ellos se apoderen de la presidencia de la república, podamos controlar a México sin disparar un solo tiro”

Así fue como los políticos apátridas empezaron a saquear al país, se volvieron delincuentes, al mismo tiempo que les abrían las puertas a los delincuentes para ingresar a la política.

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Ir arriba