… Y la política hizo su trabajo

Día de publicación: 2020-07-01
Por: Fco.Javier R. Quirrín


AYER LA Gobernadora Claudia Pavlovich anunció que había compartido con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, la inquietud de cerrar la frontera de los Estados Unidos con Sonora a fin de evitar aumente el número de contagios por Coronavirus.

El canciller mexicano asintió de inmediato la solicitud de la titular del Poder Ejecutivo en la entidad y de manera oficial, este fin de semana se implementarán filtros en San Luis Río Colorado, Nogales, Naco, Agua Prieta.

Tal petición se formalizó al acercarse el 4 de Julio (conmemoración de la independencia de los Estados Unidos)  fecha festiva tanto para los estadounidenses como para los mexicanos que residen en la Unión Americana, en donde, tradicionalmente, se incrementa el cruce de ciudadanos de ambos países de un lado hacia el otro.

Arizona ha visto crecer exponencialmente el número de contagios por Covid-19 y el propósito de la Gobernadora es evitar un incremento en la movilidad de personas, sobre todo en la zona fronteriza, que propague el virus en Sonora.

Estados Unidos ha frenado el tránsito de sonorenses hacia su territorio. Ahora, Sonora podrá frenar el tránsito de estadounidenses a México.

Finalmente, la política hizo su trabajo.

DONDE TAMBIÉN la política trabajó, fue en el acuerdo logrado entre las autoridades sanitarias y del área de Economía del Gobierno del Estado con los comerciantes del centro de Hermosillo, quienes habían anunciado a través de su vocero, Rubén López, que nada ni nadie podría detener su determinación de reabrir sus negocios a partir de este día primero de Julio… Antier por la tarde se convocó a una reunión entre representantes de ambos sectores y se acordó que la autoridad verificaría primero que todos los negocios cumplieran con las medidas de sanitización en sus espacios… Una vez concluida esta etapa, se establecería la fecha de reapertura… Al final prevaleció la cordura por una parte y el seguimiento a la instrucción del gobierno federal, por la otra, ya que Sonora continúa en semáforo color rojo y eso significa que está prohibido el regreso a otras actividades que no hayan sido declaradas esenciales.

CON TODA FRANQUEZA, la disculpa ofrecida por doña Beatriz Gutiérrez Müller a los padres de niños enfermos de cáncer que se ofendieron por su respuesta a una petición de concretar una entrevista, quedó como un desagradable tufo a soberbia… Primero, sobre un Twitt donde la esposa del Presidente de México alardeaba la victoria del 1 de julio del 2018, un twitero le cuestionó el cuándo ayudaría a los niños enfermos de cáncer… Ella respondió: "No soy médica. Quizá usted sí. Ande, Ayúdelos”… No pasó mucho tiempo para que la red se inundara de críticas a la señora Gutiérrez por su frialdad, insensibilidad e indiferencia mostrada en esa respuesta… Bueno, si bien no es doctora, es un personaje público y su respuesta pudo haber sido otra más amable… Ante los cientos de ataques cerró su cuenta, sólo para abrirla más tarde y ofrecer una disculpa, "a quienes ofendió su respuesta de que no era médica”, no sin antes escribir que "están muy inquisidores los adversarios de mi esposo. Por algo será”… En otras palabras, una solicitud para que la esposa del Presidente de la República fijara su atención en los niños enfermos de cáncer cuyos padres han batallado enormidades para conseguir medicamentos, fue tomada como un ataque a López Obrador… Simple y llanamente, la señora Gutiérrez reafirmó su insensibilidad.

ESTA ACTITUD mostrada por la esposa de AMLO y sus palabras, nos recuerdan a las reacciones de consumados "gurús” del Presidente como John M. Ackerman y Epigmenio Ibarra, quienes aprovecharon el atentado en contra del jefe de seguridad de la ciudad de México, Omar García Harfuch, para hacer una similitud con lo que llamaron "sicarios mediáticos” y una "ofensiva de la delincuencia organizada aliada a la derecha golpista”, en un evidente intento por golpear a la Libertad de Expresión, a los periodistas que no opinan igual que el Presidente y al uso de un argumento de manipulación pública digno de una serie de Netflix… Se confirma una vez más que todo aquel que sea crítico con el Presidente, será calificado dentro de poco tiempo como "enemigo del pueblo”… Igual pasó en Rusia, en Cuba y en Venezuela.

Ir arriba