La mentira como herramienta para convencer

Día de publicación: 2020-07-01
Por: Rafael Cano Franco


Nada más se puso en la mesa de la discusión pública el tema de la construcción del acuaférico Tramo Oriente en Hermosillo, se desató la polémica respecto al agua que utilizará en su operación: en Cajeme dijeron que era sacar más agua de la presa "El Novillo” y la alcaldesa Celida Teresa López Cardénas respondió diciendo se trataba de líquido proveniente de la presa "El Molinito”.

Las dos versiones eran mentiras. No es como dicen los cajemeneses, un aumento en la extracción del trasvase autorizado por Conagua, que asciende a 75 millones de metros cúbicos de agua; pero tampoco se trata de una obra que se va alimentar con agua de la presa "El Molinito” como reviró la Presidente Municipal de Hermosillo.

En el documento oficial, donde el Ayuntamiento de Hermosillo solicita al Congreso del Estado aborde el tema y les autorice los esquemas de financiamiento, se precisa con claridad el origen del agua que se va a utilizar y distribuir en la Capital de Sonora.

El Acuaférico Tramo Oriente va a utilizar cerca de 36 millones de metros cúbicos de agua para abastecer la zona norte de Hermosillo de la presa "El Novillo”. Actualmente se utilizan 34.5 millones de metros cúbicos, de los 75 millones de metros cúbicos autorizados por Conagua, y esa agua se queda en el sur de la ciudad; los otros 35.5 millones de metros cúbicos pendientes de uso, no se trasvasan por la sencilla razón de que no existe la infraestructura de distribución hacia el norte de Hermosillo, que es la función a realizar por el acuaférico.

No se trata de extraer más agua de "El Novillo” de la que ya se autorizó y está muy claro que tampoco es agua de la presa "El Molinito” como dijo el Ayuntamiento.

Luego entonces, porque mintió la alcaldesa López Cárdenas y cuál es la intención de ocultar el origen del agua a distribuir.

Trataremos de explicarlo brevemente y sin tecnicismos para intentar claridad.

Vamos a ser francos: la obra es necesaria para el desarrollo del norte de Hermosillo, eso es inngable; pero también está viciada de origen y ahora la vuelven a contaminar al utilizar mentiras para acallar protestas.

El acuaférico Tramo Oriente, originalmente se llamó "Ramal Norte”, ese fue el nombre que se le dio durante la administración de Guillermo Padrés, se inició con una fuerte inversión de recursos, pero fue suspendido por Conagua y Semarnat al no contar con diversas licencias y permisos para una obra de esa envergadura.

En su gestión gubernamental, la obra era ilegal e incluso fue aceptado por el gobierno "padrecista” cuando el propio Secretario de Gobierno de aquel entonces, Roberto Romero López declaró que no se tenían los permisos y licencias correspondientes, pero minimizó el detalle al asegurar que el 90 por ciento de las obras públicas realizadas por el Gobierno de Sonora jamás contaron con permisos, anuencias o los trámites legales necesarios para ser llevadas a cabo.

El cinismo de la declaración –algunos le llamaron honestidad de idiota-- no solamente fue desafortunada para el "Ramal Norte”, también fue la confirmación de que en ese gobierno todo se hacía mal y sin cumplir con la normatividad establecida; con la pesada loza de los señalamientos de corrupción sobre todo el gobierno de Padrés Elías, esa obra también entró en el inventario de "cuchupos” con el cual se beneficiaban los ejecutores de la obra pública de ese sexenio y además tomo vuelo la versión de que la intención oculta era llevar agua a parques industriales y desarrollos inmobiliarios de familiares y amigos del ex gobernador.

No era ya solamente una obra ilegal, también estaba infectada de corrupción en su ejecución y en los beneficiados.

"El Ramal Norte” fue suspendido, a pesar de la inversión que ya se había hecho, no por las sospechas de corrupción sino por asuntos legales incumplidos por la Comisión Estatal del Agua (CEA), dependencia responsable de la obra.

Podríamos especular y decir que la mala imagen del "Ramal Norte” fue el motivo por el cual la alcaldesa Celida López, no solamente le cambió el nombre a "acuaférico Tramo Oriente”, que esa es la razón para mentir.

Pero hay algo más grave.

Si bien no hay elementos jurídicos para cuestionar la legalidad de la autorización de Conagua para el trasvase de agua de la presa "El Novillo” hacia la Capital de Sonora; si hay muchos juicios y controversias constitucionales en torno al instrumento que se usa para traer el agua a Hermosillo: "el Acueducto Independencia”.

La falta de un manifiesto de impacto ambiental que nunca se hizo, los derechos de uso de agua de la etnia yaqui, donde se haría una consulta para conocer su opinión sobre la obra que nunca se terminó; las demandas de los agricultores de Cajeme que no han sido desechadas, son temas que siguen vigentes luego de seis años de litigio judicial, además no hay un veredicto en las cortes sobre esos temas no subsanados, eso indica que todos los asuntos jurídicos en contra del Acueducto Independencia siguen "vivos”.

Una resolución judicial en contra del Acueducto Independencia puede derivar no en que se deje tirada esa obra que indudablemente da viabilidad al desarrollo de Hermosillo y calma la sed de una ciudad, pero sí puede impedir el resto de las acciones ligadas a ella que se encuentren en proceso, en este caso el acuaférico Tramo Oriente.

Derivado de todo lo anterior, la mentira de Celida López puede tener como justificación el deseo de no contaminar con el pasado el acuaférico Tramo Oriente, desligarlo de todos los procesos jurídicos y envolverlo en la legalidad de que el trasvase es legal y solamente se consume el gasto total de agua autorizado.

Sin embargo, luego de seis años de litigios judiciales y considerando que el acuerdo de financiamiento del acuaférico se extiende por diez años, deja a esta obra en medio de un proceso judicial que no da certidumbre a quien invierte y que obliga a los diputados a hurgar sobre la viabilidad jurídica de la obra.

En síntesis, el acuaférico Tramo Oriente viene precedido de una mala reputación; pero el nuevo proyecto cumple con el sustento social, técnico y financiero, lo único que lo deja en un limbo es la parte jurídica y lo ligado que está al "acueducto Independencia”.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano acordaron instalar filtros en los puertos fronterizos de Sonora para evitar el cruce de personas de Estados Unidos a México que no vengan a realizar acciones esenciales.

La medida inicia a partir de este fin de semana y es muy similar a la que ya aplica Estados Unidos; esto deriva de una solicitud presentada ante el Consejo Nacional de Salud luego del rebrote de Covid-19 que se presentó en Arizona.

 

 

 

La frontera está abierta para cruces esenciales, pero para actividades turísticas y recreativas, en uno y otro lado, no existe paso. Se mantiene el paso para intercambio comercial, actividades laborales, atención y servicios médicos, adquisición de medicamentos y seguridad, en cruces para ambos lados de la frontera.

2.- La señora Beatriz Gutiérrez Muller manejó en su cuenta de twitter un mensaje festivo al cumplirse dos años de la victoria electoral de su esposo, Andrés Manuel López Obrador, pero alguien le preguntó cuándo recibiría a padres de familia de niños afectados con cáncer y que se han quedado sin medicinas.

La respuesta a quien le preguntó no fue del todo amable: "No soy médico, a lo mejor usted sí. Ande, ayúdelos”  eso generó una serie de críticas y señalamientos de falta de empatía, humanismo y carecer de sensibilidad al sufrimiento de los niños.

Fue tan dura la andanada de críticas que "cerro” sus tuits y al final del día terminó por ofrecer una disculpa.

3.- El gobierno de Sonora acaba de anunciar que la Arena Sonora (el Gimnasio del Estado) fue habilitado como un centro de atención Covid-19; la intención es atender a todos aquellos que a través de la llamada "Anticipa” sean considerados como posibles portadores del virus.

Las instalaciones son de primer nivel y cuentan con todas las medidas de protección; a quienes llegan se les entrega cubre bocas, se los toman los signos vitales, son atendidos por un médico que los valora y les dan una dotación de medicamentos.

Instalaciones de este nivel merecen todas las ciudades de Sonora.

Otros Juglares:

--"Se van a instalar filtros en las fronteras, tanto en San Luis Rio Colorado, Nogales, Agua Prieta, en los cruces fronterizos, para advertirle a la gente que no puede pasar, a menos que vengan a realizar una actividad esencial, no nada más se negara el acceso a quienes visiten las playas de Sonora, sino a quienes vayan a algún municipio de la sierra, todos vamos a estar alerta en este momento, vamos a evitar que vengan, ya sean paisano, norteamericanos o quienes quieran venir a pasar el fin de semana y ponernos una carga mayor en el tema del Covid”.

Lo dijo la gobernadora Claudia Pavlovich al anunciar el cierre temporal de la frontera de Sonora con Arizona para personas con actividades no esenciales que pretendan viajar a México.

Ir arriba