El tono de las campañas

Día de publicación: 2020-09-16
Por: Marcela Alvarado

Cada proceso electoral es un reto para empresas y consultores dedicados al marketing político. Los tiempos demandan una planeación estratégica profesional, que lleve al posicionamiento efectivo y eventualmente, al triunfo de quienes aspiran a algún cargo de elección popular, todo en una corta línea de tiempo.

En el escenario ideal, se debe contar con un equipo multidisciplinario de profesionales en materia de comunicación política, diseñadores gráficos, creativos, expertos en desarrollo de contenidos para slogan, mensajes, discursos, manejo de medios y redes sociales, por decir lo menos.

Sin embargo, en ocasiones no falta el acomedido que promueve fórmulas ya muy conocidas en las que, en lugar de posicionar los atributos de quien aspira y lo que le diferencia y fortalece frente a sus posibles contrincantes, tratan de avanzar a base de descalificaciones y de tácticas para desprestigiar.

Campañas negras a la vista

Esta semana, Claudia Pavlovich entró en la recta final de su gestión, al cumplirse cinco años de que asumió la gubernatura de Sonora en un hecho histórico marcado por varios más: fue la primera mujer candidata a ese cargo por el PRI, enfrentó una fuerte campaña negra y de violencia política de género y sobre todo, se convirtió en la primera mujer al frente del Ejecutivo estatal.

A diferencia de su antecesor, el panista Guillermo Padrés, quien casi desde su segundo año ya registraba negativos que le perseguirían y se acentuarían el resto de su administración, Pavlovich arrancó su sexto año de gobierno con 65.4% de aprobación, colocándose en primer lugar a nivel nacional, acorde a la más reciente medición de Massive Caller.

Otro dato positivo es el primer lugar en Rendición de Cuentas y el cuarto en Planeación, según el Diagnóstico Nacional de la Implementación del Presupuesto Basado en Resultados y del Sistema de Evaluación del Desempeño (PbR-SED) 2020 de la SHCP, lo que, en la coyuntura de los comicios venideros es un buen referente para quien se convierta en candidato del PRI.

Con todo y que este partido no pasa por su mejor momento, se ha desatado una campaña negra en contra de la Gobernadora, precisamente por su buen nivel de aprobación, el cual buscan mermar con ‘fake news’ esparcidas a través de redes sociales.

Los impulsores y promotores de estas publicaciones con las que buscan mermar la buena imagen de Claudia Pavlovich recurren al clásico de "difama, que algo queda”, mostrando desde ahora sus cartas, al más puro estilo de los ‘genios’ del padrecismo que ya lo intentaron sin éxito en 2015.

Aquí será interesante ver la actuación del árbitro electoral, que establezca desde ya reglas claras para la contienda, así como condene y sancione este tipo de prácticas, que además de divulgar falsedades contribuye a enrarecer el proceso, de por sí complicado por la pandemia del coronavirus que tiene a muchos hasta la coronilla de ‘fake news’ en el terreno de la salud.

Detrás de las campañas para el proceso de renovación de la gubernatura, alcaldías, diputaciones locales federales 2021, debería innovarse y dejar en el pasado las tácticas de desprestigio y privilegiarse las de diferenciación a partir del perfil y de los atributos de cada candidato y candidata.

Suficiente hartazgo hay en la ciudadanía con el fenómeno de la "infodemia” con el coronavirus, como para sumarle a partidos y candidatos que le apuesten a la diatriba como eje rector, como sello de las campañas con las que buscarán inundar las redes sociales desde ahora.

Ir arriba