Conflicto del agua en Chihuahua

Día de publicación: 2020-09-28
Por: Feliciano J. Espriella


Empezó como una protesta de supuestamente campesinos y pequeños agricultores que señalaban que la inminente entrega de agua a Estados Unidos para cumplir los términos de un convenio con esa nación, los dejaría sin el recurso suficiente para su ciclo de cultivos.

A la fecha, el conflicto del agua en Chihuahua se ha politizado de manera descomunal, sin considerar que las entregas tienen lugar desde 1944 debido a un acuerdo internacional.

De alguna manera, el gobierno federal no ha encontrado cómo llegar a un acuerdo con los campesinos y agricultores de esa entidad y el conflicto ha venido creciendo en intensidad y rijosidad.

 

Acuerdo bilateral cuyo incumplimiento podría afectar gravemente a Sonora

El apoyo del gobernador Javier Corral, quien es sabido tiene aspiraciones presidenciales, así como la presencia en los distintos escenarios públicos en los que ha habido manifestaciones de protesta de varios políticos panistas, entre quienes está el precandidato para contender el año próximo por la gubernatura de Chihuahua, Gustavo Madero y también algunos ex gobernadores, ha enredado más el asunto y lo ha dado tintes de conflicto político.

Pero más allá de las elucubraciones de si es o no un conflicto político y de quiénes tienen la razón, se tiene que entender que se está en presencia de un acuerdo bilateral entre las dos naciones que no puede incumplirse porque nos traería complicaciones mucho más serias que la falta de agua a un grupo de agricultores (los campesinos tienen garantizadas su dotación de agua para el riego de sus cultivos), algunos de los cuales, según ha trascendido, ocupan descomunales niveles de agua para sus huertas de nogal.

El convenio debe entenderse a cabalidad para poder dirimir las diferencias. De hecho, si se llegara a incumplir y se originaran represalias del gobierno americano, Sonora y Baja California se vería mucho más afectados que el estado de Chihuahua.


Conflicto entre élites empresariales en un contexto electoral

Éste es un conflicto manufacturado en un contexto electoral. Hay intereses latifundistas involucrados que están de un modo espectacular concibiendo esta supuesta disputa que en realidad no es entre pequeños agricultores que se ven afectados por la escasez de agua, sino de gente que está vinculada e élites político empresariales históricas del estado de Chihuahua, en las que están involucrados los ex gobernadores Fernando Baeza Meléndez  y José Reyes Baeza, así como el diputado federal Mario Mata, quien ha funcionado como una especie de agitador.

Todos estos intereses lo que en realidad están defendiendo es un uso privilegiado e irresponsable del agua, en el sentido de que muchas de estas élites empresariales han acaparado de tierras, construido nuevos latifundios y han hecho un uso abusivo y excesivo del agua, anegando nogaleras plantadas en miles de hectáreas, que no deberían de tener tanta solvencia acuífera en un estado desértico como Chihuahua.

Se ha querido disfrazar el conflicto como una disputa ente pequeños agricultores y un gobierno federal abusivo. Esta es una narrativa que se ha construido de una manera falaz y que en realidad lo que tendríamos que pensar es un conflicto electoral, manufacturado y deliberado, en donde de una manera tramposa se manipula a pequeños agricultores para que participen de este reclamo, que en realidad favorece intereses muy particulares de elites en Chihuahua.

Además, estas familias toda la vida han vivido de prebendas y de negocios con el poder y en el presente conflicto han sido los primeros en gritar y denunciar un supuesto abuso del gobierno federal.

El gobierno federal ha explicado con suficiencia el tema del tratado territorial y claridad en las explicaciones. Me parece que tenemos ahora que poner el foco en torno a los intereses grupales bastante oscuros que están agitando esta situación desde Chihuahua.

Los chihuahuenses han vivido décadas de abusos de esta clase político empresarial que ha pensado que el estado es de ellos. Parece que viven pensando que ese territorio les pertenece y que de algún modo pueden hacer este reclamo al gobierno federal, así como manipular la información.

Es importante resaltar que esta no es una disputa entre pequeños agricultores y gobierno federal sino entre élites empresariales en un contexto electoral que defiende intereses latifundistas en el estado.

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Twitter: @fjespriella

Correo: felicianoespriella@gmail.com

Ir arriba