Quiere Kiko Munro un PAN célibe, casto y puro

Día de publicación: 2020-09-29
Por: Feliciano J. Espriella


Y una vez lograda la conversión, desposarlo, ir juntos por la gubernatura y ganarla. Me recuerda la canción de Chava Flores: ¿A qué le tiras cuando sueñas mexicano?

Hace un par de días circuló en las redes un video del alcalde rocapetrense Ernesto "Kiko” Munro López, dirigida específicamente a la militancia panista. No tuvo tanta difusión como para convertirse en trending topic, pero sí roló bastante en los grupos del círculo rojo, sobre todo por Whatsapp.

Se refirió al tema de la posibilidad de alianzas del PAN con otros partidos políticos, incluyendo el PRI, para contender en las próximas elecciones. En dicho video, Kiko se opone abierta y terminantemente a dicha opción y se manifiesta a favor de fortalecer al partido.

Sostiene que no se debe ir a una alianza solamente para "ganar”, que se debe considerar la historia y tradición del PAN. Dice que en el partido hay hombres y mujeres que tienen argumentos para ganar y que esto es ir construyendo la confianza de poco en poco. Si se han de buscar aliados, que se sumen a un proyecto panista, señala enfáticamente.

Según opinaron algunos editorialistas, Kiko Munro se autodestapó como aspirante a la candidatura del PAN por la gubernatura, lo cual no era un misterio, desde hace mucho es bien conocido que la quiere. Llegado el momento (ya muy próximo) seguramente realizará acciones más agresivas y contundentes con dicho propósito.

Por lo pronto pintó su raya y tácitamente le envió un subliminal mensaje al único aspirante a la mano de doña Leonor, como dicen coloquialmente, Antonio Astiazarán Gutiérrez, quien aparentemente se ha refugiado en el ostracismo y sólo hasta las últimas fechas ha asomado tímidamente la cabeza en los escenarios públicos.

En el video de marras Kiko dice al final:

Yo no me siento derrotado, y estoy seguro que muchos panistas de corazón, tampoco. Al contrario, me siento listo para empezar la madre de todas las batallas y defender al PAN que tanto nos ha dado.

¿Más claro? Ni el agua

 

¿Recobrará el PAN la virtud extraviada?

Dicen que la inocencia, cuando se pierde, es para siempre, pero al parecer Kiko lo ignora. Volviendo al video, sobre valores y cosas por el estilo, Munro López, con un al parecer encendido fervor moral que muy pocas veces denotan los políticos, dijo:  

Estoy también a favor de que el PAN conserve lo más valioso que tenemos: nuestra identidad, nuestros valores y nuestros principios. Estos deben de ser el faro que iluminen nuestras decisiones. No nos debe ganar la impaciencia y la búsqueda del poder por el poder. Eso nos haría igual a otros partidos políticos y lo que ha hecho la diferencia precisamente de nuestro partido con el resto, es distinguirnos en la lucha por el bien de México y también por el de Sonora.

Bueno, si Kiko Munro no se ha dado cuenta que su partido desde hace muchos, pero muchos años ya es igual que otros (yo le cambiaría el otros por todos) partidos, debe haber estado viviendo en la luna.

Y en cuanto a su identidad, sus valores y sus principios, cientos o tal vez miles de sus militantes que llegaron a gobernantes, los hicieron cera y pabilo. Desde presidentes de la república, hasta modestos regidores, pasando por gobernadores, presidentes municipales y legisladores, los pisotearon y se limpiaron todo lo que se podían limpiar con ellos.

Como una cortesana que ya tocó fondo, no pueden volver a ser lo que antes fueron y recuperar la inocencia, pero sí podrían reinventarse. Transcribo un último párrafo del video en cuestión:

Estoy a favor de dar la lucha, cueste lo que cueste y estar buscando alianzas en este momento, es pensar que ya estamos derrotados, incluso antes de empezar.

Me temo que en esto, Munro López también peca de miope (no es albur, quiero hacer referencia a que no ve con claridad), y si tal vez no están derrotados antes de empezar, les falta sólo un empujoncito.

 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

 

Twitter: @fjespriella

Correo: felicianoespriella@gmail.com

Ir arriba