Cinco años de abrazos

Día de publicación: 2020-10-15
Por: Feliciano J. Espriella


"Ha sido un honor gobernar Sonora, con mi gente, 5 años de abrazos, retos, exigencias justas, construir un Sonora líder con cuentas claras, un Sonora que siga, por qué lo importante es que Siga Sonora”, dijo la gobernadora en el mensaje que envió a la población con motivo de la entrega de su quinto informe de gobierno.

Cinco años de abrazos, dijo, y es verdad. Que yo recuerde, ningún gobernador anterior llegó a su quinto año de gobierno con las evidentes muestras de cariño que los sonorenses le muestran a la gobernadora en cuanto rincón del estado visita. Por algo será.

Le queda un año de gobierno y a cómo va, al término de éste, se le colocará entre los mejores gobernantes que ha tenido el estado, sino es que la mejor.

Lo paradójico es que pasamos del que indudablemente ha sido el peor gobierno que hemos conocido al que apunta para convertirse en uno de los mejores. De lo ridículo a lo sublime, diría yo, invirtiendo las palabras del conocido refrán, aunque a diferencia de él, fue necesario mucho más que un solo paso.

Han sido años en los que todos los sonorenses hemos sido testigo de esfuerzo, luchas, dedicación y entrega personal. Los frutos lo confirman con sólo hacer una breve comparación entre el Sonora de 2015 y el actual.

De las carreteras literalmente intransitables, pasamos a una red carretera estatal que está a la altura de las mejores en el país. Recuerdo que en el último año del padrecismo, tuve la necesidad de transitar por las carreteras de Hermosillo a San Pedro de la Cueva, la de Navojoa a Huatabampo y la de Navojoa a Álamos y, con excepción de la última que estaba en condiciones más o menos transitables, las otras dos estaban hechas pedazos como si estuvieran en zona de guerra y las hubieran bombardeado. En muchos tramos estaban en mejores condiciones los costados que el cuerpo de la carretera y se manejaba por allí.

El sector salud en 2015 estaba en completo abandono, clínicas y hospitales carentes de instrumental y equipo funcional, varios de los quirófanos de algunos de los hospitales del Estado inoperantes y el dar medicamentos a los enfermos era casi ilusorio. Hoy tenemos uno de los sistemas de salud de mayor reconocimiento nacional que está demostrando su eficacia con el manejo de la pandemia, que nos tiene en el umbral de pasar al verde en el semáforo del Covid-19.

El educativo fue otro de los sectores que se hundió en el padrecismo, que colocó al estado entre los más atrasados en el rubro y, a la inversa, el día de hoy nuestro sistema educativo es ejemplar en el contexto nacional.

Durante estos cinco años de gobierno, nos hemos enfocado a atender las necesidades prioritarias de Sonora y en lo que resta de mi mandato vamos a seguir honrando la confianza de las y los sonorenses, su voluntad y sus ganas de salir adelante; hasta el último minuto estaré dando la batalla para vencer cualquier adversidad, externó la mandataria estatal.

Tiene la gobernadora enfrente el sexto y último año, en el cuál, muchos de los gobernadores disminuyen el ritmo de trabajo, se enfocan en preparar su salida de la mejor manera posible y la mayoría ha sufrido una fuerte caída en popularidad y aceptación de la ciudadanía.

Creo que Claudia Pavlovich tendrá un sexto año diferente, seguirá trabajando como el primer día y mantendrá el reconocimiento, aprecio y cariño de sus gobernados.

No hay quinto malo dicen en las corridas de toros y la gobernadora lo confirmó. Enhorabuena.

 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

 

Twitter: @fjespriella

Correo: felicianoespriella@gmail.com

Ir arriba