?Desacreditarán también a la mensajera ?

Día de publicación: 2020-10-20
Por: Soledad Durazo


Una declaración pública cuyo contenido es relevante, cobra mayor peso si es pronunciada por alguien con rango en la pirámide del poder o cuyas credenciales académicas, morales, empresariales o políticas le avalan.

Por eso no hay que desestimar las declaraciones que ayer hiciera la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero.

Que una mujer acuse actos de misoginia, es lastimosamente algo frecuente.

Sin embargo aun con esa frecuencia, no logra alcanzar un grado de transformación total de las conciencias...yo me resisto a creer que la  mencionada transformación total de las conciencias no sea posible; aceptarlo es tanto como cruzarnos de brazos y ceder a la presión de una historia que insiste en separarnos en nuestras capacidades y muchas muchas veces también en nuestros derechos a hombres y mujeres, cuando lo equitativo es que independientemente del género, transitemos como personas que con legitimidad buscamos vivir personal y profesionalmente.

Hace unos días fue el 67 aniversario del voto femenino en México. Sin duda una fecha importante en este transitar de la lucha de las mujeres en nuestro país.

La presencia de nosotras es cada vez mayor en diversos sectores pero todavía la representación sigue siendo escasa principalmente en los ámbitos de toma de decisiones políticas y empresariales.

Y todavía ocurre que a estas alturas cuando se procura justicia para una mujer, desde las Instituciones impartidoras no dejan de juzgar con base en  estereotipos de supuestos comportamientos que corresponden o no, para una mujer "bien portada”...con limitada visión se sigue acusando a las féminas que por su forma de vestir provocan actos de violencia hacia ellas...y así pudiéramos seguir.

El pronunciamiento de la Secretaria Sánchez Cordero, insisto, no es menor pero tampoco nos extrañe de una administración que ha despreciado la agenda femenina y los legítimos reclamos de las madres pidiendo que no se cierren estancias infantiles o que se atienda a sus hijos con cáncer; las mujeres reclamando atención más eficiente para hacer frente a la violencia, a los feminicidios; solicitando que no quiten los apoyos para refugios de mujeres indígenas y un sin fin de temas para los que frecuentemente se muestran oídos sordos y se pretende desacreditar las luchas legítimas con el argumento de que quienes las encabezan son infiltradas enemigas de la patria que responden a intereses del pasados,

La agenda femenina en México tiene muchos temas pendientes que reclaman atención  y ahora quien ostenta la responsabilidad de la política interna de este país, lo expresa abiertamente asumiéndose como una víctima más de la misoginia con la que trabaja el gabinete en el gobierno federal... el mensaje es reiterado ?Desacreditarán también a la mensajera?

Ir arriba