Reaparece Toño Astiazarán

Día de publicación: 2020-10-26
Por: Feliciano J. Espriella


Después de más de dos años en los que Antonio Astiazarán Gutiérrez, virtualmente desapareció de la escena pública, en el presente mes de octubre al parecer le cayó el veinte y de nuevo hizo presencia en diversos medios de comunicación, escritos, electrónicos y redes sociales.

Como si le hubieran puesto un chiltepín en la región anatómica donde termina la espalda, irrumpió intempestivamente en el ruedo, la cancha, el cuadrilátero, el redondel, el taste o como gusten llamar los escenarios en los que se realizan las contiendas políticas de acuerdo a sus preferencias deportivas.

Al grito de pérenme que aquí estoy yo, el oriundo de la H. Guaymas, mejor conocido como Toño Astiazarán en los círculos políticos, empresariales, sociales y religiosos, lo que no hizo en dos años, se avocó a hacerlo en dos semanas. Prácticamente desde el 1 de julio de 2018 Toño se echó a perder y muy eventualmente, como para que no se olvidara del todo su presencia y sus intenciones, soltaba por ahí alguna declaración en el sentido de buscar la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN) para contender por la gubernatura.

 

A dios orando y con el mazo dando

En lo personal me pareció un craso error el exilio voluntario de Toño y así lo publiqué varias veces en mis espacios editoriales en los últimos 24 meses. Hay dos claros ejemplos de que la perseverancia en el objetivo de alcanzar una cierta posición en la política y la presencia permanente (con los pretextos que se quieran), directa y en persona con los futuros electores, son herramientas que terminan por rendir frutos. Dos claros ejemplos:

Andrés Manuel López Obrador, quien durante dos años recorrió varias veces nuestro vasto territorio y tuvo reuniones presenciales en miles de comunidades urbanas y rurales, probablemente hoy no sería presidente de La República, si como el buen Toño se hubiera dormido en sus laureles a esperar la señal de los Dioses.

El otro se llama Javier Gándara Magaña, quien durante 4 años recorrió en una faena como la del presidente, aunque un poco más moderada todo el Estado. Es verdad que no llegó, pero es que con la marca que contendió, la cuesta a remontar tenía una pendiente de casi 90 grados.

Creo que Toño nunca entendió que los electores son más celosos que la novia, esposa o pareja, si la dejas sola mucho tiempo, puede ser que al volver ya no tenga mayor interés en la relación. Ya lo dice y muy claramente Cielito Lindo, la bellísima canción de Quirino Mendoza y Cortés, la cual, para muchos mexicanos, viene a ser un segundo Himno Nacional:

O como bien dice un conocido refrán: A dios orando y con el mazo dando.

 

Un nuevo fracaso sería su tumba política

Toño había realizado una ascendente y brillante carrera política en la que por fortuna y sus capacidades, todo le había salido bien, hasta la elección federal de 2018 en la que contendió por un escaño en el Senado y perdió.

Sin embargo, sus números fueron bastante buenos y pudo haber partido desde allí para iniciar la carrera por la gubernatura, pero no lo hizo y, en mi opinión, ello le originó una fuerte pérdida de su capital político, amén de que el PAN, único partido que estaría en condiciones de lanzarlo, pasa por los peores momentos de su vida.

Sin embargo, Toño que cuenta con una vasta permanencia en la política, aunque ya no se cuece al primer hervor, es relativamente joven, días después de las elecciones cumplirá 50 años y tendría dos o hasta tres oportunidades más para concretar su proyecto político.

En mi opinión muy personal, en las condiciones actuales sería muy peligroso para su carrera política, contender por la gubernatura y perder. Creo no exagerar si digo que podría ser su tumba política y sería una verdadera lástima, pues sus atributos personales entre los que destacan su honestidad, entrega, talento, espíritu de servicio, y experiencia en el servicio público entre algunos otros, escasean en la fauna política.

Me perece Toño sí va a participan en la próxima contienda política pero no como protagonista, sino detrás de bambalinas en apoyo a algún otro candidato. Es inteligente y sabe que, con el PAN o sin el PAN, éste, no es su tiempo.

Y ya metidos en el terreno de la especulación, creo que apoyará a Ricardo Bours, en virtud de que en múltiples ocasiones ha dicho públicamente, que con el PRI no jugaría ni a las canicas. Claro que muchos políticos suelen cambiar de opinión por quítame esas pajas, y todo podría suceder.

 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

 

 

Twitter: @fjespriella

Correo: felicianoespriella@gmail.com

Ir arriba