Estados y municipios están solos

Día de publicación: 2020-11-11
Por: Rafael Cano Franco


Las inundaciones en Tabasco y Campeche, que han dejado miles de personas en condiciones precarias y con la pérdida de todos sus bienes y a pesar de la tragedia sin apoyo del gobierno federal, dejó en claro que por encima de todo, el Presidente privilegió sus necesidades de trascender con obras faraónicas, antes que acudir a ayudar al pueblo de donde es oriundo.

Con el Fondo de Desastres Naturales en proceso de extinción, ya no hay dinero para apoyar a ninguna entidad que padezca una situación de emergencia. El Fonden ya no existe y entonces los gobiernos locales y los ciudadanos quedan a merced de la caridad y la solidaridad del resto de los mexicanos, la ayuda institucional simplemente ya no llegará.

Eso es particularmente grave en un país como México donde los desastres naturales tienen diferente carta de presentación: huracanes, terremotos, zonas volcánicas, lluvias torrenciales y sequías extremas.

Pero si Tabasco no le importa al Presidente, menos importancia tienen otras entidades.

El presupuesto de egresos del 2021, que se aprobó en la Cámara de Diputados da cuenta de esa desatención para estados y municipios de todo México; no solamente hay recortes presupuestales, también se desaparecieron diversos fideicomisos y fondos para atender situaciones de contingencia.

En Sonora, una entidad que enfrenta problemas de seguridad pública, los Ayuntamientos se pueden olvidar de los recursos que les aportaba el Fondo para la Seguridad (Fortaseg), ante eso quedan en el desamparo para adquirir patrullas, no tienen recursos para mejorar sus cuerpos policiacos y eso los pone en desventaja ante la delincuencia organizada y la desorganizada.

Ante esa realidad, alcaldes y alcaldesas de diversos municipios de Sonora y salidos de diferentes partidos políticos han emitido un llamado de auxilio al Congreso del Estado para que les ayude a gestionar recursos ante los recortes que se avecinan y la carencia de obras públicas en sus comunidades para mejorar las condiciones de vida.

Al gobierno del estado no le irá mejor.

Las proyecciones indican que el presupuesto a ejercer el 2021 presentara un hueco financiero que suma los 4 mil millones de pesos, eso afecta todas las áreas prioritarias del desarrollo de Sonora.

Lo grave es la afectación que se hace en contra de la infraestructura, tanto en las zonas urbanas como en materia carretera, también se impacta de manera negativa a sectores productivos como el de la agricultura y la ganadería;  en la industria pesquera y otras actividades económicas que ven amenazados los logros obtenidos en los últimos 20 años.

No es casual que diez entidades estén enfrentados con el gobierno federal, su reclamo no solamente es de índole político, también implica una nueva fórmula para distribuir los recursos fiscales, pero sobre todo es una lucha al centralismo que ahoga a estados y municipios.

La respuesta del gobierno federal y de los legisladores de Morena no solamente es desoír ese llamado, por el contrario, como si la consigna fuera desbaratar todo le aprueban su propuesta al Presidente y no les importa ahogar en la crisis financiera a estados y municipios.

Los presidentes municipales sin ayuda

Dentro de toda esta falta de apoyos a los municipios se inscribe la muerte de la alcaldesa de Jamapa, Veracruz, Florisel Ríos Delfín, a quien, por cuestiones políticas le desarmaron a su cuerpo policiaco y la dejaron a su suerte ante grupos criminales que la tenían amenazada.

Cuando la alcaldesa Ríos Delfín acudió a pedir explicaciones sobre la situación que enfrentaba su cuerpo policiaco lo que recibió fue malos tratos, descalificaciones por parte del gobierno de Morena en Veracruz y la devolvieron a su municipio a que enfrentara sola su destino.

La tragedia llegó el miércoles 11 de noviembre, cuando Ríos Delfín fue "levantada” por un comando armado en pleno centro de la cabecera municipal y unas horas después apareció asesinada.

La falta de apoyos presupuestales, las vendetas políticas y la desatención a las justas demandas municipales son más evidentes en aquellos ayuntamientos pequeños, donde sus presidentes municipales están prácticamente solos ante las bandas criminales que se pelean el dominio territorial.

Y en Sonora no hacemos malos quesos.

El reclamo no es solamente de gobiernos opositores al partido del Presidente, en Sonora el alcalde de Caborca, Librado Macías, de Morena, lanzó una llamada de auxilio al gobierno estatal y federal ante la ola de violencia que azota su municipio y donde él es solamente un observador pasivo.

En Caborca las bandas criminales se untan la presencia de la Guardia Nacional, las balaceras se escuchan a todas horas del día y los muertos no dejan de aparecer en la zona del desierto.

Y mientras los alcaldes están solos, la versión del ex secretario de Seguridad Pública, hoy convertido en candidato de Morena al gobierno de Sonora, Alfonso Durazo es mentir descaradamente y decir que las condiciones de inseguridad han disminuido de manera notable.

En una entrevista de radio aseguró que los resultados de su estrategia para combatir a las bandas criminales son evidentes en la región Guaymas-Empalme, una zona donde se incrementó el asesinato doloso, donde las muertes de policías son una constante y donde la paz para los ciudadanos solamente existe en la mente del doctor Durazo Montaño.

Entre el 2019 y el 2020 en esa región se han registrado más de 200 asesinatos; hay grupos criminales que pelean por el territorio y a pesar de que Alfonso Durazo asegura que dejar en manos de un elemento de Marina el área de seguridad pública municipal mejoró la situación, lo cierto es que el propio Comisario, Andrés Cano Ahuir está inmerso en la polémico al filtrarse grabaciones donde complota con elementos policiacos para desaparecer a otros policías.

A lo anterior se añade el asesinato de los jefes de policía en los municipios de Yécora y Soyapa, ambos levantados por comandos armados y cuyos cadáveres fueron encontrados con posterioridad sin que las investigaciones ofrezcan resultados y menos haya detenidos.

 

 

 

Pero ahora, el candidato Durazo Montaño nos dice que todo está bien y que la pelea contra las bandas criminales se va ganando. Si no hay respeto para las autoridades, menos lo hay para los ciudadanos pacíficos.

Otros Juglares:

--"Donde mejor han funcionado las cosas, pero con el tiempo, no de inmediato, es en Guaymas y Empalme, ahí la Marina tomó el mando”.

Expresión de Alfonso Durazo Montaño presumiendo que en la región donde más resultados se obtuvo en la lucha contra la inseguridad pública fue en la región Guaymas-Empalme, un territorio donde los asesinatos dolosos suman más de 200 en sus dos años de gestión y donde los asesinatos de policías y elementos de Marina se suceden con  regularidad, pero el asegura que "vamos bien, vamos muy bien”.

Ir arriba