El pegamento que une a Morena 

Día de publicación: 2020-11-23
Por: Armando Vázquez



LEÍ LA ÚLTIMA edición de la revista "El Insurgente”, que es el medio de comunicación del comando armado del Ejército Popular Revolucionario. https://bit.ly/3ftaeoU   

 

De hecho, forman parte de una red de movimientos guerrilleros de izquierda en América Latina que comprende más de una veintena de países y cuyas posturas se pueden observar en este link: http://www.cedema.org   

 

Es el llamado Centro de Documentación de los Movimientos Armados (CeDeMA) y cuyo apartado postal se encuentra en Valencia, España. Es un sitio que incluso llegó a ser el vocero intermediario de las disposiciones manejadas por el EZLN y sus ramificaciones en el país, llegando hasta las organizaciones reservada de las tribus indígenas sonorenses, principalmente los yaquis. Hay archivos de esto que le comento por si quiere leerlos. 

 

En este sitio es factible, de vez en cuando, encontrar cada sorpresa, sobre todo porque en este mes de noviembre vienen fotografías de sus integrantes vestidos con uniforme militar y con encabezados a tomar las armas. 

 

Es la segunda ocasión en sus últimos ocho ejemplares –uno mensual--, que presentan ese tipo de fotos en las que aparecen con armas de las llamadas cuerno de chivo. Y se les ve entrenados y entrenando. 

 

Lo que me llama también la atención y mucho, es que en sus escritos despotrican –en todos los ejemplares--, en contra de Morena y muestran una decepción persistente en contra de AMLO como le llaman. 

 

Hay que recordar que este ejército o guerrilla, como quiera llamarle, tiene su fuerza en los estados de Chiapas, Tabasco, Guerrero y una que otra entidad sobre todo en universidades de Puebla, (según lo que he leído de sus propios medios), pero tienen más de quince o veinte años de existencia. 

 

Cuentan con problemas existenciales, como todos los movimientos de izquierda actuales, pues se muestran decepcionados de las nuevas generaciones y su ideología ¿comunista?, licuada con ideas que no cuajan en el pensamiento de estos detentadores "duros” pues tanto  millennials, centennial y demás, conformaron un Frankenstein ideológico que los trae sacados de onda. 

 

Los jóvenes de hoy son más comodinos, sobre todo los hijos de los viejos militantes de izquierda a quienes no les gusta ni los piquetes de zancudo o sudar, mucho menos cargar y realizar entrenamientos militares. Ni se diga de leer este tipo de medios informativos. Pero el EPR sigue, como la gotita de agua y son, por lo que veo, los únicos que no han abandonado su lucha original. 

 

Y si, han tenido bajas, desapariciones de su gente –sobre todo comandantes--, que han dado a conocer en sus escritos. 

 

En Sonora también los de izquierda han perdido el rumbo. En el principal semillero que era la Unison –menos con el coronavirus--, los movimientos insurgentes desaparecieron y las feministas no creo que aguanten un debate de ideas con los viejos integrantes de la derecha –que también están muy disminuidos--, porque simplemente dejaron de leer. Marx murió ideológicamente y no veo que haya sustitutos conocidos, ni el Ché, que es mera faramalla. 

 

Los jesuitas sonorenses que años atrás enarbolaron la bandera de izquierda de la Iglesia Católica, con la llamada Teología de la Liberación, también se fueron. Hubo un intento, el pasado domingo en la Leona Vicario de dar vida al Movimiento Estatal Popular cuyo dirigente de la confederación nacional es César del Pardo, pero la verdad pelada es que no pintan, ni con gente y mucho menos con ideología. 

 

Se acostumbraron a encabezar banderas sociales, pero sin el tino suficiente para obtener una pingüe victoria. 

 

En otras palabras, se acabaron los intelectuales de izquierda. ¿Jacobo Mendoza?, por favor, hay que recordar que lo corrieron de Morena por haber formado parte de las fuerzas que llevaron al poder al Maloro Acosta ¿o ya se olvidó ese detalle de que está expulsado legalmente de dicho partido desde hace buen rato y por el mismo Alfonso Durazo?... y ya ve, allí anda. ¿Jorge Taddei?, por favor. 

 

Entonces si el pegamento que une a un partido de izquierda como supuestamente lo es Morena no existe, ¿qué los une? Sin duda el interés por el poder, llegar a ocupar un cargo público y ver la manera de enriquecerse a la brevedad y con la mayor facilidad posible. Traen mucha hambre. Ni Amlo ni su 4T ofrecen ideología. 

 

Por lo menos los del PRD han sido constantes en su formación (aunque sean relativamente pocos elementos) y de ganar junto con el PRI y PAN, van a lograr influir de alguna manera con su pensamiento izquierdista. Pero fuera de allí, insisto, la izquierda en Sonora no existe, tan es así que nunca hemos visto a gente del EPR por estos lares. ¿Para qué? 

 

Sí vimos a gente del EZLN y hacer leva en la Unison, pero eso fue hace como 25 años. 

 

Vale la pena que siga los comunicados del EPR cuyos links ya le pasé pues se oponen a las magno obras –tren y dos bocas--, que tanto proclama Amlo. Pueden dar un buen susto en el corto plazo pues tienen con qué hacerlo. Ojo con esto. Lo interesante es que lo llegan a mencionar en su medio: "El Insurgente”. 

 

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere. 

 

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones… Cuando la unión de esfuerzos no es suficiente.                                                       

 

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com                                                         

 

Twitter: @Archivoconfiden                                                        

 

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304   

Ir arriba