Debe Iglesia Católica cancelar fiestas decembrinas 

Día de publicación: 2020-11-25
Por: Armando Vázquez


 LA IGLESIA CATÓLICA DE SONORA hace como seis o siete años mandó hacer un estudio a especialistas de la UNAM, según lo escuché en una misa del Padre Alfonso Cobacame, sobre la situación relacionada en torno a quienes estaban incrustados en esta doctrina católica y quienes no. El resultado fue muy interesante: 93 por ciento de la población sonorense apoyaba al catolicismo. De allí puede sacar múltiples conjeturas.  

Y no es raro.  

 Usted y yo sabemos que hemos tenidos representantes muy capaces en este sentido: monseñor Navarrete, monseñor don Pedro Villegas y un número increíbles de sacerdotes a quienes les debemos el Sonora que hoy que tenemos.  

Hemos pues conformado una filosofía de sonorenses que nos convirtieron en personas dispuestas a ayudar a los que menos tienen. Su función ha sido impresionante y lo puede checar con el millar de organizaciones filantrópicas que Sonora puede, orgullosamente, presumir.  

La relación en estos momentos y el Gobierno del Estado a cargo de la gobernadora claudia Pavlovich –como mujer católica que es--, se encuentran en una óptima atención como ocurrió en su primera reunión entre ambos personajes . https://bit.ly/374s1yV  

A lo mejor usted no lo sepa, pero la gobernadora Pavlovich es de esas personas que en su catolicismo reza el rosario, lo cual es una costumbre impregnada por su señora madre, doña Alicia Arellano a quien cuidan como tesoro por este problema del coronavirus. De allí también esa empatía con el arzobispo Ruy Rendón a quien en demostración de afecto besa el anillo igual como cualquier católico lo hace. No es cuestión de poderes, sino de creencias.  

La relación entre la señora gobernadora y monseñor Ruy Rendón es de alto octanaje. Por esa raz<ón se entiende que por ejemplo hubo festividades católicas como la del pasado cuatro de octubre relacionada con San francisco de Asís  que se canceló sobre todo en Magdalena. Esas fiestas fueron infructuosas, gracias a ese acuerdo entre la mandataria y el señor arzobispo, lograron pues  limitar al máximo el posible contagio.  

 Pero luego vinieron los festejos de san Judas Tadeo en 28 de octubre que se celebra en la mayoría de los pueblos sonorenses. De nueva cuenta la Iglesia católica actuó y se cancelaron. Pero viene el round más peligroso: diciembre.  

Este próximo jueves de enfrente se realizará la reunión del comité estatal de sanidad en el cual se determinarán las próximas acciones a realizar. La gobernadora,  que ha manejado en redes sociales que  se encuentra en mejores ánimos –luego de su tratamiento del coronavirus--, deberá juntarse con monseñor Ruy Rendón diferentes acciones para solicitarle que todos aquellos eventos católicos decembrinos sean cancelados.  

En fin, se  reunirá el comité estatal sanitario y le pedirán a la gobernadora mediante un documento que se dirigía con monseñor Ruy para solicitarle una cancelación de todas las festividades decembrinas. En estos momentos hay compromisos de kermeses que piensan realizarse en Hermosillo –una veintena--, en Ciudad Obregón y en los pueblos del ríos, sobre todo en Sahuaripa.  

Ya hubo un acuerdo de la Iglesia Católica con todas las organizaciones católicas mediante las que estableció que del 3 al 10 de diciembre a partir de las 6:30 pm  habrán caravanas de carros y el 11 de diciembre la eucaristía y las mañanitas tradicionalistas se transmitirán por Cana 12 de Televisa a partir de las nueve de la noche.  

Sin embargo, hay problemas muy graves que se escapan del control de la misma iglesia y del estado.  

Se realizan en cada diciembre las famosas posadas que son tradicionales, perigrenaciones a la Virgen, la misa de gallo y un sinfín más de acciones que el Gobierno del Estado no puede detener, pero si la Iglesia Católica, incluyendo esa nueva modalidad que son el regalo entre familiares.  

¿A dónde vamos con esto, estimado lector?  

Si no logramos que la Iglesia Católica en este mes de diciembre limite sus tradicionales festejos, corremos el riesgo como país de incrementar entre un 30 ó 40 porciento del incremento de infectados y futuros muertos.  

Es un punto que no nos podemos permitir pues en automático estamos hablando de una mortandad a futuro inmediato de más de diez o quince mil personas conforme a los números que maneja la autoridad federal. Y todo en solo en un mes.  

Déjese de pendejadas, ayer martes, el incremento de afectados rebasó los diez mil infectados https://bit.ly/3nYbjs3  

Señores, dejémonos de tonterías. Si yo me infecto mañana y conforme  a mi condición de diabético, hipertenso, gordo,  le aseguro que me voy a morir en un máximo de veinte días con todos los apoyos e influencias que me permiten mi profesión de periodista. Pero usted que no tiene mis apoyos, ¿qué va a hacer?  Se va a morir igual que yo, en veinte días máximos.  

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.  

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones… Cuando la unión de esfuerzos no es suficiente.  

Ir arriba