Así vemos a los precandidatos

Día de publicación: 2021-01-21
Por: Rafael Cano Franco


Hay una coincidencia plena en los tres precandidatos a la gubernatura respecto a los temas prioritarios que se deben atender en Sonora: salud, economía y seguridad pública. Lo que marca diferencias es la forma de abordarlos y lo que en los hechos han realizado para encontrar soluciones.

En el caso del precandidato de la "Alianza Va por Sonora”, Ernesto "El Borrego” Gándara, la receta que propone es trabajar en conjunto, en unidad para enfrentar cada uno de esos grandes temas; su propuesta se centra en una acción coordinada entre sociedad y gobierno para atenderlos.

Cada vez que Ernesto Gándara habla al respecto no se olvida que el gobierno, aunque sea fuerte presupuestalmente, es débil si no tiene el respaldo de la sociedad y más se debilita desde el momento en que en lugar de unir tiene la tendencia de dividir; por ello es que siempre prioriza la importancia de caminar juntos.

Su discurso es de contraste con lo que ofrece el gobierno federal y se ubica en el lado contrario, pero sin que eso signifique un ataque frontal al presidente López Obrador, simplemente establece otra ruta y marca los beneficios que eso puede generar.

Ricardo Bours Castelo, el precandidato de Movimiento Ciudadano empieza a mostrar una línea discursiva donde cuestiona al gobierno de Sonora y asume un rol opositor, pero no se radicaliza y más se posiciona como quien señala lo que se puede mejorar o la áreas de oportunidad que no se han aprovechado que en un discurso fundamentado en que todo está mal.

El discurso de Ricardo Bours tiene muestra intencionalidad de construir sobre lo que ya existe, en su precampaña dejo entrever que su mayor preocupación es lograr posicionarse y establecer que su marca es igual de competitiva que la de los otros dos precandidatos.

En lo concerniente a Alfonso Durazo Montaño, el candidato de Morena, está más que claro que su discurso es una copia al carbón del que maneja el presidente López Obrador.

En las líneas discursivas de Alfonso Durazo todo está mal, en todo hay corrupción y eso implica que todo debe ser cambiado, en algunos casos demolido y en otros modificado casi a plenitud.

Los términos como "corrupción”, "mafia” y la visión adánica de que Sonora no existe hasta que ellos lleguen al poder son sus mensajes básicos.

Hay un contraste muy claro entre los mensajes que reciben los sonorenses: por un lado, Ernesto "El Borrego” Gándara y Ricardo Bours Castelo con una narrativa más proclive a la construcción, a los consensos, a la unidad, al esfuerzo político para alcanzar acuerdos.

Por el otro, un Alfonso Durazo, cuyo discurso opositor va más enfocado en mimetizarse en lo que promueve la llamada 4T, con todo lo bueno que eso pueda implicar, pero también asumiendo el enorme rechazo que ya genera en muchos sectores.

Ahora, en la precampaña está muy claro que el gran ganador resultó Ernesto Gándara, a pesar de ser el último en empezar de inmediato se sintió su presencia, en menos de una semana logró posicionar un discurso y con apenas dos spots logró mostrar la imagen conciliadora y reagrupó a sus seguidores en Sonora.

Alfonso Durazo no lo hizo mal, pero cometió varias pifias: se mostró desinformado, cansado; no ha podido establecer el liderazgo al interior de Morena y todavía sigue recibiendo reclamos de la militancia de ese partido; tuvo éxito en allegarse operadores políticos de otros partidos, pero eso mismo generó inconformidades al interior de su equipo; pero lo más grave es lo repelente que resulta y el rechazo que recibe por su desarraigo y estilo personal de ser.

Bours Castelo es quien tiene el mayor reto, no solamente está muy lejos de los punteros, Movimiento Ciudadano es el partido que menos estructura tiene y es la marca más desconocida de todas las que están en competencia; realizó una enorme inversión en redes sociales y a pesar de eso todavía no alcanza los números suficientes para ser competitivo.

Los tres deberán ser ungidos candidatos y entonces afinar sus equipos de campaña para que a partir de marzo inicien con la verdadera batalla; el reto no es ganar la elección, lo que en realidad está en juego es saber qué hacer con la victoria.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Ernesto Gándara, precandidato de la alianza "Va por Sonora” sostuvo una videoconferencia  con constructores, agricultores, doctores, gasolineros, hoteleros y representantes de las Cámaras de Comercio de Navojoa donde abordó el tema de la seguridad pública.

Como es constumbre primero escuchó las inquietudes, las propuestas, los cuestionamientos para luego establecer la visión que tiene al respecto y donde destacó que la fuerza de la sociedad es la mejor herramienta para también darle fortaleza a un gobierno y así enfrentar ese grave problema.

"No hay más fuerza que cuando la sociedad se une, ventilan cosas y cuando los gobiernos son fuertes, no en función de que tengan fuerza pública o no, sino que cuentan con el apoyo de la sociedad y lo primero que debe hacer un gobierno, no solamente por la seguridad, sino también por la economía y otros temas, es brindar confianza”.

2.- El candidato Alfonso Durazo, aseguró que es importante "sentar las bases para el relanzamiento de la economía en Sonora”, lo dijo al mismo tiempo que establecía como verdad que la economía estatal tiene 30 años dormida y por ello consideró fundamental "impulsar, con capacidad y honestidad, un modelo de desarrollo y, a la par, eliminar la corrupción”.

Se entiende que esa es la narrativa que quiere posicionar, pero miente y no para de mentir. Si bien la economía en Sonora, como la del resto del país, enfrenta serios problemas también es cierto que tuvo muy buenos momentos durante el gobierno de Eduardo Bours y actualmente es de las economías estatales que mejor se desarrollan en la pandemia.

El Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO) acaba de publicar el grado de avance que tuvieron las economías de los estados y Sonora es el número uno en crecimiento, eso indica que el discurso de Alfonso Durazo no tiene sustento en la realidad y con el mayor cinismo pretende posicionarse estableciendo que existe un estancamiento que en la realidad no existe; no al menos en el grado que él lo señala.

 

 

 

 

 

 

3.- El súper delegado del Bienestar en Sonora, Jorge Taddei Bringas se dignó declarar y nos dijo que la estrategia de vacunación contra el Covid-19 en Sonora, al igual que en el resto del país, también incluye en la primera fase a los llamados "Servidores de la Nación”, que no es otra cosa que el ejército electoral de Morena.

Aceptar que primero se vacuna a los militantes de Morena, porque eso son los "Servidores de la Nación”, no solamente es darle un uso político-electoral a las vacunas; es también un agravio y una burla para  todos los sonorenses, pero particularmente al sector salud –sea público o privado--que a diario ven la muerte de frente y ellos mismos exponen su vida; también es un menosprecio a las personas mayores, sector de alta vulnerabilidad que debió ser atendido con la misma prioridad que el sector salud.

Pero está visto que la 4T no conoce la vergüenza y está llena de descaro y cinismo, de ahí que no les tiemble la voz para aceptar que ellos privilegian a su militancia y antes que a nadie le aplican vacunas.

Primero es la operación electoral y luego viene la salud de los mexicanos.

Otros Juglares:

--"Los mercados son parte de la tradición de Sonora, no podemos descuidarlos ni por la pandemia ni por nada, además son parte fundamental de la economía para sus familias, en su momento vamos a entrarle hasta donde tope”.

Lo dijo el precandidato de Movimiento Ciudadano, Ricardo Bours Castelo al realizar un recorrido por el mercado municipal 1 de Hermosillo, donde se reunió con locatarios como parte de su caravana por la Capital de Sonora, que incluyó visitar Villa de Seris y el poblado San Pedro El Saucito.

Ir arriba