Hoy los albañiles visten verde olivo

Día de publicación: 2021-05-03
Por: Rafael Cano Franco


La historia del Ejército Mexicano es rica en anécdotas y acciones que dignifican su presencia, construido como una milicia para la paz, durante muchos años la presencia de los soldados significó ayuda humanitaria, atención a zonas de desastres naturales, servicios médicos y alimentos para ciudadanos en desgracia.

El llamado "Plan Condor” los sacó de sus cuarteles y los llevó a combatir la siembra de estupefacientes en las zonas más agrestes de México.

El Ejército cumplió. Porque siempre cumple.

Pero al mismo tiempo se empezó a contaminar y los escándalos brotaron: mandos comprados por el crimen organizado; contubernio para controlar zonas de trasiego, protección a ciertos grupos y persecución a las bandas rivales; sin embargo al interior siempre existió un contrapeso que le permitió solventar con cierta dignidad todos esos escándalos, castigar con la Ley Militar a los trasgresores y seguir operando con el mismo respeto de los ciudadanos.

Vino luego una presencia mucho más fuerte en la estrategia para combatir a los cárteles de las drogas. Con su poder de fuego, una disciplina férrea, el accionar conjunto y con los elementos disponibles para atacar en las serranías de México, ahí donde no llegan las policías federales, estatales o municipales, su trabajo se volvió esencial para combatir a los barones de las drogas.

No estuvo exento de corrupción, institución humana al final de cuentas, los "cañonazos” de 50 mil pesos –como decía Álvaro Obregón—alcanzaron a sus mandos medios, pero el cuerpo de élite y la tropa siguió avanzando y dando resultados.

Dentro del Ejército Mexicano había un honor y un amor a México que era manifiesto; Generales, Coroneles, Capitanes que hacían su trabajo con inteligencia y sin esperar el menor reconocimiento, les bastaba con saber que habían servido a su patria.

Cuando el Ejército fue inmiscuido mucho más en la lucha frontal contra el narcotráfico, empezó a tener presencia en las calles de las zonas urbanas, sus resultados no fueron los mejores pero de alguna manera contribuyeron a generar la percepción de que se estaba haciendo combatiendo a los cárteles de la droga.

Su presencia fue considerada una "militarización del país” y una parte de la izquierda, la misma que ahora está en Morena encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, pidieron que el Ejército y sus soldados regresaran a los cuarteles, que ahí permanecieran y dejaran las labores de patrullaje, inteligencia e intercepción de drogas a las corporaciones policiacas.

Una vez que la 4T llegó al poder, el Ejército Mexicano empezó a tener otra importancia: primero fue usado para contener olas de migrantes de Centroamérica, luego sus mandos en retiro los reactivaron para acciones de liderazgo de corporaciones municipales; una buena parte de su tropa engrosó las filas de la recién creada Guardia Nacional y su presencia en las calles se hizo más visibles, pero no por las acciones correctas.

México suma más de 80 mil asesinatos dolosos, los cárteles de la droga se han especializado y vigilan con celo su territorio, hay cuando menos 12 que se disputan territorios en el norte de México, algunos están disminuidos pero otros se han convertido en una fuerza que reta al estado.

Pero el Ejército parece que no los combate.

Ahora nuestros soldados y militares asumieron un nuevo rol: se convirtieron en constructores y los soldados en los albañiles que edifican las grandes obras que promociona el gobierno federal.

Están en el aeropuerto de Santa Lucía; en el Tren Maya, en la refinería de "Dos Bocas”, en los grandes proyectos de infraestructura. Son ahora los edificadores de la 4T y eso le dejó dinero al Ejército y a sus altos mandos, pero le costó prestigio y honor a la tropa.

Hemos visto imágenes de soldados humillados por criminales, salir corriendo de poblaciones a donde llegan los sicarios de los cárteles de las drogas y ser despedidos con burlas por parte de los ciudadanos.

El Ejército tiene "guardaditos” millonarios en el Fondo Militar, eso no se los tocaron; pero instituciones como el INE, el INAI, IFT, han sido vilependiados por el régimen. Los altos mandos militares están conformes y contentos, se sienten consentidos del régimen y actúan con complicidad, no con lealtad ni honor.

La consigna del gobierno federal en turno, no es novedosa, de hecho proviene de Don Porfirio Díaz quien para acallar a sus críticos o a quienes le podían generar un contrapeso gustaba de expresar la frase: "perro con hueso en el hocico, ni muerde ni ladra”.

Hoy la élite militar de México está coptada, alienada a un gobierno que los utiliza y sus uniformes se desgastan en las obras no en la faena de preservar la patria, el honor y la gloria.

Matan a otro periodista en Sonora.

La desaparición primero y el posterior asesinato del periodista Benjamín Morales Hernández, del medio "Xonoidag”,en la región de Sonoyta, no puede quedar impune, es un atentado a la libertad de expresión y una manifestación más de que la intolerancia y la cerrazón no temen a las autoridades al momento de atentar contra la vida de un periodista.

Benjamín Morales, "Benjamón” le decía sus amigos, era muy conocido en la región de Sonoyta, no solamente por sus publicaciones, sino por su participación altruista en diversas causas y porque también incursionó en la política como dirigente del Partido Verde Ecologista de México  del cual fue candidato a la alcaldía de Plutarco Elías Calles en dos ocasiones.

Es un trabajo que debe asumir la Fiscalía Estatal de Justicia, en el entendido que es la única que generó resultados en casos similares del pasado; pensar que será la Fiscalía General de la República y su área de atención a violencia contra periodistas es simplemente promover la impunidad y dejar que este asesinato quede archivado, como muchos otros.

No podemos especular sobre las líneas de investigación, pero es menester que se den a conocer más detalles, como el texto que le dejaron en una cartulina quienes lo mataron.

El Foro Sonorense de Periodistas y el Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores, al igual que otras organizaciones de periodistas estarán al pendiente de los avances y resultados de este caso, en el entendido de que no importa el lugar o la forma como ejercía el periodismo, lo que trasciende es que esa era su actividad principales y desde ese punto era uno más del gremio que ahora engrosa las filas de las víctimas en un país donde asesinar periodistas es relativamente fácil porque hay impunidad.

 

 

 

 

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- La lucha por la alcaldía de Hermosillo no está definida a pesar de que hay quienes dicen que Celida López va en camino directo a la reelección; pero indistintamente de eso es momento de que Antonio Astiazarán y David Figueroa se asuman como oposición y empiecen un amplio trabajo en las calles.

El candidato del Partido del Trabajo, Pepe Celaya, es toda una revelación y no ha desmerecido para nada; es evidente que el PT tiene fuerza y presencia, pero además divide el voto a la alcaldía, un aspecto que no deben perder de vista los otros candidatos.

2.- En el debate de Televisa, Alfonso Durazo volvió a perder, su negativa a asistir dejó la sensación de una gran inseguridad, que está muy mal preparado y por ello se rehusó a ir al debate.

Ernesto Gándara, Ricardo Bours, Rosario Robles, Cuauhtémoc Galindo y  Carlos Zataráin, jugaron con el librito y no desaprovecharon la oportunidad de exponer sus propuestas e ideas a los sonorenses.

Aunque no tiene validez oficial, este debate es importante porque volvió a demostrar que Ernesto Gándara es el mejor candidato y explica su crecimiento en las encuestas.

Viene un debate más en Ciudad Obregón y otro organizado por el periódico "El Imparcial”, escaparates importantes que dejó de lado Alfonso Durazo y cuyo desprecio le va a costar muy caro.

Otros Juglares:

--"Vaya al DIF, según esto allá es donde dan, yo no, yo solo soy Candidato”.

Expresión del candidato Independiente a la alcaldía de Cajeme, Rodrigo Bours Castelo, que así respondió a la petición que le hacía una mujer adulto mayor quien le solicitaba ayuda con láminas de cartón para su vivienda. El Candidato fue muy insensible y le salió lo "clasista” al mismo tiempo que lo codo duro, pero eso sí para pedir el voto salió muy bueno.

Ir arriba