El fracaso en seguridad pública

Día de publicación: 2021-05-17
Por: Rafael Cano Franco


Cuando Alfonso Durazo era secretario de Seguridad Pública y buscaba la gubernatura de Sonora, una de las presunciones con la cual gustaba alardear de sus resultados era que ninguna banda del crimen organizado controlaba territorio alguno en México. Era una falsedad, pero a Durazo Montaño le gustaba creer que era verdad y por eso la repetía incesantemente.

La realidad constantemente deja testimonio de que nunca como ahora, el crimen organizado asentó sus reales en territorios muy particulares de Mexico y existe una guerra pública por controlar otros.

En Sonora, donde ahora Alfonso Durazo hace campaña y pide el voto porque quiere ser gobernador por Morena, esas bandas que él presumía ya no tenían control no dejan de mostrar su fuerza en Cajeme, Guaymas-Empalme, en Caborca, en la región de Magdalena de Kino.

Pero igual sucede en regiones de Chihuahua, Tamaulipas, Jalisco, Guanajuato; el estado mexicano simplemente fracasó en su intentona de pacificar México, de hecho no lo intentaron y es que mientras Alfonso Durazo estuvo a cargo de la seguridad pública su verdadera preocupación fue la candidatura de Sonora.

Distraído como estaba en atender sus intereses privados, tomó decisiones erróneas que ahora son costosas para los ciudadanos.

Su estrategia de militarizar las corporaciones municipales, como lo intentó con cinco ayuntamientos que gobierna Morena en Sonora: Hermosillo, Guaymas, Empalme, Cajeme y Navojoa, fue un completo fracaso, al grado que la violencia no solamente aumentó, también se diseminó a otras regiones de la entidad.

Pero igual pasó en Guanajuato donde la desaparición del Cartel Santa Rosa de Lima no significó absolutamente nada, por el contrario se le otorgó el control a otro grupo del crimen organizado.

En Jalisco se vive una situación similar, con regiones controladas por la gente del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) quienes son el verdadero poder que determina absolutamente la vida de muchas comunidades.

El gobierno de López Obrador, con Alfonso Durazo como su operador, dijo que para combatir al crimen organizado era necesario crear un nuevo cuerpo policiaco y de ahí surgió la Guardia Nacional, pero lo que nos ofrecieron no se parece en nada a lo que tenemos.

La Guardia Nacional no solamente es un cuerpo militarizado, tanto por los mandos como por la integración de su fuerza de tarea, es también totalmente inoperante y lo peor es que ni siquiera cumple con los requisitos básicos de certificación.

Una de las herramientas para establecer la calidad de los elementos que forman parte de los cuerpos policiacos, en los tres órdenes de gobierno, es la certificación de los policías, eso implica ser sometidos a una serie de exámenes y tras pasarlos se les considera "certificados”.

Mientras que los estados y los municipios tienen certificados más del 60 por ciento de sus policías (67 por ciento los estados y 63 por ciento las corporaciones municipales), la Guardia Nacional apenas certificó al 9.9 por ciento de sus elementos.

Vaya, ni siquiera Alfonso Durazo logró la certificación.

Con esa policía federal impreparada, improvisada, mal estructurada y llena de militares, no resulta difícil para los cárteles de la droga controlar territorios, cometer asesinatos y convertirse en la verdadera autoridad de muchas regiones de México, al final de cuentas se desmanteló una corporación que funcionaba a medias y se formó otra que no funciona nada.

Tan mal preparados están estos elementos de la Guardia Nacional que en su expediente ya cargan con el asesinato artero de una ciudadana de Chihuahua que protestaba porque les estaban quitando el agua; también está el asesinato de un funcionario de la Fiscalía General de justicia de Sonora al que "confundieron”.

Estos casos solamente demuestran la falta de preparación y nos da indicativos que con esta Guardia Nacional –joya que presume como creador Alfonso Durazo—la batalla contra los cárteles está perdida.

El estado de violencia en la cual está sumergido México, simplemente no tiene parangón en la historia reciente; en menos de tres años los asesinatos violentos ya suman más de 70 mil, muchos más de los que se contabilizaron en el sexenio de Peña Nieto y también de los acaecidos en el gobierno de Felipe Calderón cuando se inició una batalla frontal contra el crimen organizado.

Hoy vivimos la peor etapa de la inseguridad pública y sin el mayor recato todavía dicen que lo hicieron bien.

Ricardo Bours tomó una decisión.

Que Ricardo Bours Castelo determinara hacer un proyecto de unidad con Ernesto Gándara, es una decisión determinante en la elección de Sonora; lo que hizo Bours Castelo no solamente es una muestra de generosidad y amor a Sonora, es también la manifestación de que a la incapacidad para gobernar hay que enfrentarla con unidad.

Estoy seguro que la decisión no fue fácil y tampoco se tomó de la noche a la mañana, pero dados los acontecimientos trágicos del asesinato de Abel Murrieta, en la mente de Ricardo se impuso la conciencia de trabajar por Sonora con un proyecto que garantiza inclusión y auténtica cohesión social a permitir la entrada a otro que solamente promueve el odio y la división.

El documento que envió y con el cual anuncia su adhesión a Ernesto Gándara es producto de una gran reflexión.

Tiene razón Ricardo Bours cuando indica: "En México no hay paz por la incapacidad y la incompetencia de sus gobiernos; pero también, porque como sociedad no nos hemos unido, primero, para exigir resultados y, segundo para hacer un solo frente a favor de la tranquilidad de todos”.

Tampoco se equivoca cuando argumenta: "nadie puede solo, los sonorenses no necesitamos todos y cuando lo has dado todo y el esfuerzo no alcanza, el sonorense no declina, se suma porque sobre cualquier ambición o proyecto personal, está el interés general de Sonora”.

Su reflexión lo lleva a conclusiones determinantes para la elección y que tendrán consecuencias de inmediato:

"En estos momentos tan críticos y tan apremiantes para Sonora y para México, más que un proyecto político lo que hace falta es un proyecto de unidad verdadera, genuina y a favor de los sonorenses.

"Sonora y los sonorenses han sido muy generosos conmigo, con mi familia y con todo proyecto que de manera personal o en equipo he emprendido… Ahora me toca ser generoso con Sonora, para que Sonora gane”.

 

 

 

Concluye con un llamado a todos los sonorenses para "sumar su adhesión a favor del candidato Ernesto Gándara Camou para que el próximo 6 de junio el Gobernador abandere un proyecto que sume a la pluralidad política de Sonora y cuyo mandato cuente con un amplio aval de las mujeres y hombres sonorenses”.

Se debe reconocer el valor y la entereza de Ricardo Bours para tomar una decisión tan difícil, enmarcada en una tragedia pero que lo ubica como una persona inteligente y cuyo amor por Sonora es mayor, al grado de sacrificar sus aspiraciones personales por un bien mayor.

Eso es de hombres de bien.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- La dirigencia de Movimiento Ciudadano señaló que no está de acuerdo con la decisión asumida por Ricardo Bours y la calificaron como "personal”, diciendo que ellos van a seguir con sus candidatos.

Dante Delgado y las cúpulas de Movimiento Ciudadano no solamente perdieron al candidato que a ellos les garantizaba posiciones y eso es el verdadero pesar. No es que Ricardo Bours se lleve todos los votos de MC para la Alianza que encabeza Ernesto Gándara, sino que pierden a la figura que les daba impulso y los proyectaba en Sonora.

Estoy seguro que en MC no habrá una diáspora para con Ernesto Gándara, pero si pierden el motor que los movía y sin eso de nada les sirve el cascarón con el cual se quedan.

Este día Dante Delgado vendrá a Sonora y explicará el proceder de MC, me aseguran algunos enterados que no pueden registrar a un nuevo candidato, pero es momento de esperar para establecer el proceder de ese partido. Igual y las cúpulas deciden quitarse la máscara y sumarse al proyecto de Alfonso Durazo, es política y todo puede pasar.

2.- En el debate de los candidatos a la alcaldía de Hermosillo, Célida Teresa López Cárdenas que busca la reelección aseguró que a su llegada al Ayuntamiento encontró en la Policía Municipal una extensa red de corrupción que ella desmanteló.

Curiosa la afirmación que en realidad es mentira, el primer Comisario fue Campa Lastra y jamás informó de un hecho de esa magnitud y tampoco el mando militar que posteriormente le impuso Alfonso Durazo.

Pero lo más grave es que desmantelar implica denunciar ante las autoridades competentes y en ese sentido Celida Teresa no lo hizo y fue así porque lo que afirmó fue una total mentira.

4.- Este martes es el debate de los candidatos a la y los candidatos a la gubernatura de Sonora, muy interesante por el nuevo escenario electoral y también por ser parte de la bandeja de temas el de la seguridad pública.

El postdebate ya lo ganó Ernesto Gándara con la suma de Ricardo Bours, que además es el tema que domina en la opinión pública; veremos ahora si en el debate da la estocada final.

Si en condiciones normales Alfonso Durazo es un manojo de nervios cuando de debatir se trata, ahora con el nuevo escenario no quiero imaginar como andará de nervioso.

Otros Juglares:

--"Servidor público, pero sobre todo ciudadano de bien con el que partir de hoy estamos consolidando una suma, une esfuerzo y un proyecto por Sonora…Ya saben a quien me refiero a mi amigo ¡Ricardo Bours Castelo!”

Lo dijo Ernesto "El Borrego” Gándara luego de que Ricardo Bours decidiera sumarse a la candidatura del abanderado de la Alianza Va por Sonora.

Ir arriba