Pero qué necesidad…  

Día de publicación: 2021-06-15
Por: Armando Vázquez



LUEGO DE UNA elección a gobernador de las que he sido testigo y he cubierto las últimas seis, lo que sobreviene en los equipos ganadores es una sensación de euforia natural y casi por lo general se le da vuelta a la página y a seguir la vida común de ambos bandos.  

El problema empieza cuando en ese equipo ganador quedan agravios que no cicatrizan tan fácilmente y se instiga a una persecución contra quienes consideran aun enemigos.  

Y esto es lo que pasa por algunas mentes de elementos de Morena que piensan en venganzas, en cuidarse de ciertas personas, en poner avisos contra personajes públicos. Siguen, pues, rumiando su coraje, su odio.  

Esto choca contra lo dicho por Alfonso Durazo quien habló de darle vuelta a la página, hace un llamado a la unidad y entendemos perfectamente que su mensaje tardará en llegar a la tropa en tiempo y forma.    

Incluso es común, como en toda guerra –en este caso, las campañas electorales--, que se prepondere el ataque y defensa del contra ataque. Es un estira y afloja que conforma mesas de destrucción de distintos tamaños conforme el rango al que se pertenezca y por lo tanto el fragor y adrenalina es mayor en la parte inferior que en la superior. Ello da vida a grupos que fortalecen sus lazos por las emociones vividas.  

Pero allá arriba, quienes manejan las campañas, saben muy bien que más que enemigos existen contrincantes momentáneos con quienes, incluso, deberán de conformar un diálogo pues es la herramienta utilizada en la gobernanza para poder avanzar como Estado. Es cuando surgen las mesas de construcción a la que rara vez se invita a la tropa por la complejidad propia de los temas a tratar.  

El mensaje del gobernador electo, insisto, no ha llegado a todos sus colaboradores como debiera. De allí que, algunos, aun no comprenden que esto ya pasó y la vida continúa.  

De hecho el relax que se vive en estos momentos, con un Alfonso Durazo en reunión el día de hoy con Amlo, junto con el resto de los gobernadores morenistas que ganaron, trae consigo el inicio de ajustes necesarios para conformar posteriormente la comisión de entrega recepción y cuyos integrantes, en su mayoría, serán quienes conformen el futuro gabinete. Según esto hasta agosto.  

En el caso de los colegas periodistas ocurre lo mismo. Hay quienes se la jugaron con Alfonso y la ganaron y otros que no, como mi caso, y la perdimos. Pero ni se acaba el mundo, ni nos va a ir mal pues nos dedicamos a esto desde hace más de 35 años y hemos sobrevivido.  

Hay que recordar que el periodista permanece, seguimos aquí,  y el funcionario tarde que temprano dejará su espacio.  

Esto lo comento porque anda circulando en una red interna de Morena  a nivel municipal, un mensaje reenviado del celular 6621731028 a nombre de Isaac Mondragón.  

Titula una especie de comunicado: "Ganó Durazo ¡Sálvese quien pueda!” Y menciona en este orden y tal cual a Ruiz Quirrín, Víctor Mendoza, Hilario Olea, Hiram Rodríguez, a un servidor, Rafael Cano Franco, Toño Duarte, (otra vez Hiram Rodríguez), Chapo Soto, Gerardo Ponce de León, Fernando Oropeza, Arturo Ballesteros, Michelle Rivera, Mario Rivas, El Viveros y Martín Holguín.  

Por último agrega una leyenda textual que dice y esto lo pone Mondragón: "Puros periodistas vendidos cuidado. Y la lista es más larga cuidado”. https://bit.ly/3iJ94cC   

Lo curioso y hasta donde entiendo, este personaje es un locutor que, me informan mis amigos de Morena, laboró en el equipo de Wendy Briceño y es conocido como "Chato Pitayón”. A menos que sea un homónimo, pero no creo.  

De seguro subió ese mensaje envuelto en esa euforia que mencionamos al principio, pensando yo, en buen plan, pues no le veo alcances, es más, hasta se puede observar que reenvió el mensaje, pero las evidencias allí están pululando en ese chat de morenistas y pues, si pienso en negativo, me atrevería a decir que promociona que aquellos acelerados igual que él, buscan la manera de causarnos daño físico.  

Prefiero pensar lo primero, un desdén en la algarabía del triunfo y queriendo proporcionar más ingrediente a la masa de integrantes de ese chat que en sí conformaron una camaradería que al "Chato Pitayón” no le había tocado experimentar.  

Claro, tampoco estamos mancos en caso de que su llamado suba de tono. Confío en que se aclare esta situación y todos sigamos la fiesta en paz. Pero qué necesidad, como diría Juan Gabriel.  

DESDE AQUÍ ELEVAMOS una oración para que el buen amigo, con quien hicimos las paces en su momento, David Figueroa, recupere su salud y venza al coronavirus. Estos serán días difíciles para él. Su señora esposa y un hijo también se encuentran infectados, pero más delicado David. Había la posibilidad de intubarlo, esperemos qué no.  

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.   

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                                                                                       

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com                                                                                           Twitter: @Archivoconfiden                                                                                                          

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304  

Ir arriba