Llegó la hora

Día de publicación: 2021-07-30
Por: Feliciano J. Espriella



El próximo domingo todos los mexicanos mayores de edad tenemos una cita que no nos podemos perder: ejercer nuestro derecho al voto en el primer evento formal y oficial de democracia participativa, al que se le conoce con el nombre de consulta popular para enjuiciar a los ex presidentes.

Aunque el propósito primario responde precisamente a la intención de llevar a juicio a los cinco últimos presidentes de la república por el cúmulo de fechorías que cometieron en contra de la sociedad mexicana y el patrimonio nacional durante sus respectivos mandatos, el evento en sí tiene raíces más profundas que van encaminadas al eventual empoderamiento de la población en la toma de decisiones importantes para el país.

El texto de la pregunta que se planteará, los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo redactaron de una manera que para muchos no queda claro o no les dice nada, y aunque aparentemente no se votará a favor o en contra de enjuiciar ex ocupantes de Los Pinos, sino de esclarecer conductas eventualmente delictivas de ex servidores públicos en general, todos sabemos que va directo contra los cinco expresidentes anteriores.

En mi opinión éste viene a ser el segundo paso hacia una auténtica democracia que veremos en el país. El primero lo dimos el 1 de julio de 2018, al acudir tumultuariamente a las urnas y de esa manera impedir un fraude electoral, mediante el cual elegimos como Presidente de la República a Andrés Manuel López Obrador, único gobernante con verdadera legitimidad que tenemos en cuando menos siete décadas.

 

Por sus frutos los conoceréis

Las feroces oposiciones a la consulta de prácticamente la totalidad de medios de comunicación tradicionales y sus comentócratas, a quienes la generosidad extrema de los regímenes gubernamentales que se pretende enjuiciar, los convirtió por su silencio y panegíricos en cómplices silenciosos, debiera ser suficiente para votar por el sí el próximo domingo.

El pasaje bíblico en Mateo 7:15 y 16, señala:

15 Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

16 Por sus frutos los conoceréis ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

Exactamente, por ser ampliamente conocidos los ‘frutos’ de los López Dóriga, Ciros, Pepes, Loretitos y Loretotes, entre cientos de alimañas similares que han emprendido una extensiva campaña en contra de la consulta para enjuiciar a quienes les llenaron las manos y bolsillos de dinero del pueblo, ya nadie debería de creerles.

Y parafraseando al mencionado pasaje bíblico, pregunto ¿Acaso quienes ocultaron la corrupción, rapiña y crímenes en contra de la sociedad se han vuelto protectores del pueblo?

Claro que no. Por sus frutos son sumamente conocidos.

Sin embargo, como es de sobra sabido, se requeriría de una participación en las urnas de aproximadamente 38 millones de mexicanos para que la respuesta se convierta en obligatoria para las entidades encargadas de ejercer justicia en el país, lo cuál, dadas las condiciones, es muy poco probable que suceda.

Pero la respuesta que nadie duda que será un sí, de cualquier manera ejercerá una fuerte presión entre los involucrados que los obligará a ejecutar acciones concretas.  

En este sentido ha empezado a cobrar fuerza una alternativa para el caso de que no se llegara a la votación mínima, orientada a la creación de una ‘comisión de la verdad’, encargada de investigar y llevar hasta sus últimas consecuencias las acciones delictivas realizadas durante los sexenios señalados.

Un personaje muy popular y verdaderamente eficaz en la lucha contra la corrupción en el actual gobierno federal, Santiago Nieto Castillo, lo ha propuesto en redes sociales y ha estado recibiendo centenares de apoyos.

De una cosa estoy seguro, el próximo domingo los mexicanos tendremos la oportunidad de dar un paso gigantesco hacia una verdadera justicia social.

Nos LLEGÓ LA HORA DE DEMOSTRAR DE QUÉ ESTAMOS HECHOS.

Nos vemos en las urnas

 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

 

Twitter: @fjespriella

Correo: felicianoespriella@gmail.com

 

Ir arriba