La premura de Jacobo 

Día de publicación: 2021-09-02
Por: Armando Vázquez



SIEMPRE OCURRE en cada sexenio cuando se cambia de gobernador y más cuando gana el de otro partido: todos los funcionarios, todos, presentan su renuncia a quien corresponda. No necesita Jacobo Mendoza qué recordárselos, es de mal gusto. 

¿O a poco cree usted que el presidente del Supremo Tribunal de Justicia, el del ISAF o de la misma Fiscalía de Justicia van a querer laborar en un ambiente tan adverso? 

Por supuesto que no. 

Pero por ley deben esperar los tiempos debidos y cuidar las formas respectivas. 

Por ejemplo, el presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Francisco Gutiérrez Rodríguez, entró en el 2015 y la ley establece que son seis años de duración al frente del poder judicial. Ya le falta cualquier cosa. 

En el caso de la fiscal de justicia, Claudia Indira Contreras Córdova, quien fue electa el 15 de noviembre de 2018 por el Congreso del Estado y por nueve años, es decir, hasta el 2027, pues allí procede lo que dijo Jacobo de cambiar la constitución y leyes aprobadas por las dos anteriores legislaturas para regresarlas a como estaban en 2017-18. 

Es decir, van a destrozar todo lo construido, lo mismo que hizo Amlo a nivel nacional. Sin duda será un retroceso, pero poco le importa a Jacobo según lo manejó en su twitter: https://bit.ly/3zFljwj   

Ocurrirá lo mismo en torno al Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización –ISAF--, organismo del cual el ingeniero Jesús Ramón Moya Grijalva tomó posesión como Auditor Mayor a mediados de mayo del 2017 y fue por siete años, es decir, hasta el 2024. 

El detalle es que Jacobo, como presidente del Congreso, les mandó decir por redes que reflexionaran, en otras palabras, si no se van habrá cambios en dichas dependencias de todo el personal hasta dejarlos solos, es decir, les harían la vida de cuadritos. No veo otra intención. 

Los cambios a las leyes respectivas que les otorgan sus respectivas vigencias en tales puestos, de seguro serán transformadas a la brevedad posible. ¿En cuánto tiempo?... uno o dos meses, si bien les va. 

¿Por qué la premura de Jacobo solicitando a los tres órganos de control que renuncien sus titulares? 

Lo más seguro es que hay funcionarios municipales acusados de diferentes tipos de delitos a cuyos casos, si se les rasca tantito pudieran primero, ser detectados por el ISAF, luego remitidos a investigación penal ante la Fiscalía de Justicia y cerrar el ciclo con una sentencia judicial. 

Si tomamos en cuenta que se entregó para revisión la cuenta pública del ejercicio fiscal 2020 a la comisión especializada del Congreso del Estado y que arrojó mil 853 informes individuales correspondientes a dos mil 94 auditorías: 1,000 de ellas correspondientes al Estado y 1,094 a Municipios, pues ya la acción y coraje de Jacobo empieza a tomar forma. 

Si Jacobo no se acelera, le aseguro que las cuentas públicas municipales bien pudieron haber pasado desapercibidas, pero..  ¡ah, carambas! 

En este link puede usted checar todas las observaciones realizadas por el ISAF a los 72 municipios durante ese año fiscal. Está muy interesante. https://bit.ly/2Yk8lGJ  

Si le espolvoreamos la amargura que el martes manejó Adolfo Salazar, dirigente estatal de Morena señalando lo corrupto del gobierno de Claudia Pavlovich –sin pruebas, claro está—y como queriéndose poner las chanclas ante un futuro gobierno que no cumplirá con las expectativas, pues entonces el pastel está horneado. Todo cuadra. 

El detalle es que faltan algunos días y no creo que le vayan a responder a Jacobo pues encabeza el poder legislativo y quien las manda cantar, el ejecutivo, aun no toma posesión. 

Pot otra parte su actitud está más apegada del lado de la soberbia y estropea el trabajo de la búsqueda de unidad que realiza su jefe Durazo, el mismo error cometido por Salazar, pues con estos desplantes se aleja un poco la posibilidad de que la bancada panista se reúna con el nuevo gobernador en el corto plazo y pues, si por la víspera se saca el día… 

Y es que además, Jacobo se paseó por algunas radios anunciando la buena nueva denostando, agrediendo y mostrando su nueva manera de hacer política. Algo así como desdeñoso de la oposición a quienes considera de una estatura mínima. 

A menos, claro está, que la tónica del próximo sexenio sea esa, la de preferenciar el desprecio y el pleito por encima de la unidad y los consensos. Esta nueva forma de gobernar se conocerá en unos días más, luego de que ADM tome posesión de la gubernatura, lo cual será un tema que retomaremos en su momento. 

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere. 

Ir arriba