Jueces de paz…  

Día de publicación: 2021-10-01
Por: Armando Vázquez

 AHORA QUE la fiscal Claudia Indira Contreras Córdova y la secretaria de Seguridad, María Dolores del Río Sánchez, sostuvieron una reunión de planeación estratégica, un punto muy interesante en el que concordaron fue el ataque al delito de violencia familiar e incumplimiento de obligaciones familiares que tienen una incidencia del 27%, mientras que el robo del 22.2%, que representan casi la mitad (49.2%) de los cometidos en la entidad.  
Son delitos que no acaparan las ocho columnas de los medios –como los homicidios--, pero su atención es vital. Sin embargo, les hace falta algo.  
Si bien es cierto que el proceso legal de los juicios orales ha logrado un tanto en materia de la justicia expedita, también lo es que ni la fiscalía, ni la secretaría de Seguridad empujan nuevas creaciones de figuras para combate a la delincuencia por segmentos.  
No veo investigadores académicos que se avoquen a estudiar y a publicar comportamientos sociales erróneos, todo se lo dejan a los diputados que tampoco le otorgan la atención debida a este segmento criminal y a lo más que se acometen es a modificar algunas leyes de tipo penal.  
¿Sabía lector que en la ley orgánica que le da vida a los agentes del ministerio público existe entre sus obligaciones generar iniciativas de ley, lo cual, en honor a la verdad y por falta de tiempo no cumplen con este rubro?  
El hecho es que no se generan novedosos organismos que ayuden realmente al combate de estos actos dañinos para la sociedad.  
En una plática con la diputada Natalia Rivera tocamos este tema y surgió la idea de crear los juzgados de paz (que a lo mejor ya existieron y desaparecieron, pero eso es otro tema), integrados por jueces que pueden aplicar la justicia sin necesidad de que los involucrados lleguen a conformar un pleito legal con todas sus consecuencias: costo presupuestal, emocional y de "eterno” tiempo de atención.  
Hagamos a un lado los robos, extorsiones, fraudes, asesinatos, violaciones, nuevos delitos de tipo cibernético, secuestros, drogas, etcétera y enfoquémonos en tres:  
Familia –violencia intrafamiliar en todos los órdenes--, pleitos entre vecinos y todo lo que se relaciona a accidentes de tránsito.  
Ya vimos la incidencia de la violencia intrafamiliar. Para darnos una idea en el 2019 se abrieron tres mil 587 carpetas de averiguación, mientras que en el 2020 la cifra ascendió a 5,450 denuncias de mujeres que fueron agredidas en sus hogares. https://bit.ly/3zXD7SS  
Si nos vamos a los datos oficiales de reportes al 911 sobre violencia familiar, de septiembre del 2015 a junio del 2020 fueron 129 mil denuncias. https://bit.ly/3mfZZbf  
¿Capisco el tamaño del problema?  

Ir arriba