El "pararrayos” Durazo 

Día de publicación: 2021-10-14
Por: Rafael Cano Franco



Es innegable que si algo le gusta al presidente Andrés Manuel López Obrador es que sus allegados, aliados y funcionarios o gobernadores de Morena le quiten problemas y lo dejen lucir; para López Obrador la lealtad es muy importante y la valora mucho más que cualquier otra condición.  

Hay situaciones o problemas estatales que a López Obrador le molesta crezcan al grado de volverse temas de carácter nacional; de ahí la importancia que tienen para él los gobernadores, no solamente son aliados políticos, también deben ser contenedores de problemas.  

En el caso de Sonora, Alfonso Durazo Montaño siempre se ha asumido como un político de gran cercanía con el Presidente de la República; no solamente elogia y ensalza su gobierno, también pretende imprimir un sello 4T a su gobierno; pero lo que más puntos le puede ganar es quitarle problemas a su Jefe.  

Apenas la semana pasada, la señora Cecilia Flores, presidente de un Colectivo de Madres Buscadoras anunció al presidente López Obrador en su cuenta de redes sociales que se instalaría en huelga de hambre por fuera de la Fiscalía General de Justicia, la protesta se debía a que no era tomada en cuenta y además era una persona desplazada por la labor que realiza.  

La huelga de hambre no se realizó. Eso sucedió porque el gobernador Durazo Montaño atendió a la señora Flores, le ofreció el apoyo del gobierno y le aseguró estaría protegida para seguir realizando su trabajo en el colectivo que preside.  

Fue un foco amarillo que se apagó y un problema que se atendió.  

En la conferencia mañanera de hace unos días, el Presidente de la Repúblico pateó una petición del Ayuntamiento de Hermosillo mediante la cual le exponían la necesidad de 6 mil millones de pesos para recarpeteo y bacheo de calles.  

Más allá de que se burló con la expresión: --"¿Y su nieve de qué la quiere? López Obrador fue muy claro al señalar que el problema de baches corresponde atenderlo a los gobiernos municipal y estatal.  

¿Qué hizo Alfonso Durazo ante ese comentario? Bueno, de inmediato asumió un compromiso con los gobiernos municipales de Sonora y se comprometió a no "jinetear” el dinero que les corresponde; su postura política fue pragmática: "Si las cosas van bien en los municipios van bien en el estado”.  

El otro aspecto importante donde Durazo Montaño pretende quitar presión al gobierno federal es en el tema de inseguridad pública.  

El Gobernador de Sonora viene diciendo que asumirá el tema de la inseguridad pública con total responsabilidad y que no existe la intención de echar culpas o responsabilizar de eventuales malos resultados al gobierno federal. Con esa postura, Alfonso Durazo, le vuelve a dar un respiro, al menos en lo local, a la 4T.  

Ahora, esto sucede en un contexto muy particular, con todos los astros alineados y con un Presidente que lo respalda y con el cual comparte el proyecto político; lo interesante será ver si esa postura prevalece en todo el sexenio, aun en condiciones adversas.  

Pero por lo pronto Durazo Montaño está jugando el rol que de él espera el presidente López Obrador: ser en el estado el pararrayos de los problemas, evitarle conflictos que escalen a nivel nacional y asumiendo responsabilidades en el discurso que deberán transformarse en realidades.  

Pero hay algo donde no hay resultados: las casetas de peaje en la carretera de Cuatro Carriles siguen tomadas y eso es una sangría monetaria para el gobierno federal.  

 

Se viene la regularización de carros "chocolates”  

Bajo el argumento de que los carros "chocolates” se utilizan para cometer ilícitos, el presidente López Obrador anunció un programa de regularización de esas unidades y dijo los propietarios van a pagar cantidades justas para inscribir sus carros. Los recursos que se obtengan serán para los estados quienes podrán utilizar esos recursos para que mejoren vialidades, sin que eso sea necesariamente el destino final que les deban dar.  

La decisión es unilateral porque a pesar de haber ofrecido atender los argumentos del sector automotriz nacional respecto a la legalización de carros chuecos, al final de cuentas nunca fueron convocados, dijo el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales.  

La regularización más reciente, previa a esta que anunció López Obrador, fue en el 2006 con Vicente Fox en la presidencia de la República; la justificación de aquel entonces fue que muchas personas no podían adquirir un vehículo en las agencias nacionales por lo caro que resultaban y por tanto se trató de una medida de apoyo a la economía familiar, alegando que los carros chuecos eran una herramienta necesaria para el trabajo.  

En los pasado 8 años, el ingreso de vehículos extranjeros a México por la vía de la importación fluctuó entre los 75 mil automóviles por año. De enero a agosto del 2021 se importaron a México 106 mil 502 carros, eso es un incremento del 35.7 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado.  

Se estima que en Sonora existen cerca de 305 mil vehículos "chocolates”, aunque el Secretario de Hacienda, Omar del Valle Colosio indicó que el último censo que dio cifras al respecto se realizó el 2005, de ahí la necesidad de actualizarlo y con ello poder establecer un monto de captación en dinero, que algunos estiman en 560 millones de pesos para Sonora.  

 

Tips cortitos pa´no enfadar:  

1.- En el Congreso del Estado se analizó la Cuenta Pública del gobierno de Claudia Pavlovich y a pesar de los intentos que hizo el diputado Ernesto de Lucas Hopkins por establecer que los recursos se aplicaron correctamente en un 99.4 por ciento, las versiones que salieron de las bancadas de Morena y de Movimiento Ciudadano fueron totalmente contrarias.  

Para los diputados de MC, Rosa Elena Trujillo y Jorge Russo, la cuenta pública del 2020 es un documento "técnicamente  muy bien elaborado” que está hecho para que "sea difícil encontrar las irregularidades”.  

La fracción parlamentaria de Morena, representada por Ernestina Castro, también rechazó la cuenta pública y fueron más allá al pedir "indagar y llevar a cabo las acciones que la ley exige para una total aclaración y deslinde de responsabilidades de probables desvíos millonarios de recursos producto de la venta de inmuebles”.  

Con las posturas expuestas en contra de la Cuenta Pública lo que se asoma es "una cintariza pública” al gobierno de Claudia Pavlovich y con ello pretenden echarle a perder su séptimo año.  

 

2.- Pues el alcalde de Hermosillo se tomó de buena manera la mofa del presidente López Obrador, esa donde le preguntó: --¿Y la nieve de qué la quiere?, luego de que AMLO expusiera que le hicieron una solicitud de 6 mil millones de pesos para bacheo y recarpeto.  

Toño Astiazarán, en lugar de indignarse o reclamar airadamente el desprecio, lo que hizo fue acudir a una nevería, se compró una nieve de cono y posó para la foto.  

Hizo bien, no es el momento de romper lanzas con el gobierno federal y menos cuando la regularización de carros "chocolates” le promete obtener una buena lanita para mejorar las vialidades de Hermosillo.  

 

Otros Juglares:  

--"No voy a "jinetear” ni un solo quinto que corresponda a los municipios, Yo tengo una visión…Aquí se habla de visión municipalista, yo digo voy a gobernar desde los municipios porque si las cosas van bien en los municipios irán bien en el estado, si las cosas no van bien en los municipios no irán bien en el estado”.  

Lo dijo el gobernador de Sonora Alfonso Durazo Montaño tratando de refrendar  su visión de hacer un gobierno muy cercano a los municipios de Sonora.  

 

Gracias por su atención, hasta el lunes si Dios quiere. ¡¡Salud!!  

 

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco "El Juglar de la Red”; usted es el invitado especial en el podcast "Gajes del Oficio” que hacemos en colaboración con la periodista, Cristina Gómez Lima.  

Ir arriba