Con el santo de espaldas

Día de publicación: 2022-02-24
Por: Judith Franco



Apenas el martes, el gobernador Alfonso Durazo explicó que la violencia desatada en Caborca por un convoy de 20 vehículos se debió a un decomiso hecho por las autoridades de tres toneladas de cocaína que se había logrado unos días antes, no lo dijo, pero se entendió que el asunto, sin ser menor, era meramente derivado de esa coyuntura.

A partir de eso tejió una gran versión en torno a la mejoría que se tiene en otros rubros de la seguridad pública, señalando que los indicadores marcan una tendencia a la baja y por tanto, sin bajar la guardia, se podía presumir logros.

Luego de lo anterior anunció una serie de acciones, gestiones para lograr aumentar el número de elementos del Ejército y de la Guardia Nacional en la zona, además de obras de infraestructura para mejorar los patrullajes y complicarle la movilidad a los grupos del crimen organizado que se pelean la zona.

En este espacio hicimos un reconocimiento a ese esfuerzo, aunque dudamos de su efectividad y también establecimos con precisión que si bien en la región del desierto existe un serio problema de violencia, es en Cajeme y el Valle del Yaqui, en Guaymas-Empalme y en Hermosillo donde se requieren acciones, igual de contundentes, porque es ahí donde con mayor impacto se refleja la violencia generalizada que empieza a cundir por todo Sonora.

Ayer por la noche un convoy armado ingresó al poblado de Pótam, tomó la plaza y privó la libertad a cuando menos cuatro personas, sin que la autoridad interviniera y tampoco se diera cuenta.

En esa misma región del Valle del Yaqui, pero en el poblado de Vícam fueron incendiados varios camiones que trasportan personal a las maquilas "Tetakawi”, ubicadas en el puerto de Guaymas; lo sucedido en Pótam y la quema de camiones en Vícam, no pueden considerarse acciones aisladas o casuales, deben verse como una acción concertada y por tal motivo atenderse de inmediato.

Ya no hubo conferencia de prensa. Ni el gobernador Durazo ni la Secretaria de Seguridad Pública, María Dolores del Río, salieron a emitir una explicación o abundar sobre los motivos de la irrupción armada en esa población del Valle del Yaqui.

Es probable que hayan entendido que traen el santo de espaldas. Es decir, apenas salen a explicar una situación de violencia, cuando otra estalla en otro punto geográfico de Sonora. Son tantos, y tan constantes este tipo de eventos, que resulta difícil poder explicar cada uno que se presenta, por eso mejor guardar silencio.

Si bien es cierto que Caborca se destacó a nivel nacional tras ser tomada seis horas por ese comando armado; también es verdad que Cajeme, su zona agrícola y el Valle del Yaqui están hirviendo de violencia. Es tan grave el tema de la inseguridad en esa región que en lo que va de febrero ya se superaron los 35 homicidios dolosos.

En Cajeme se han anunciado operativos conjuntos, la mesa de seguridad se reúne diariamente muy temprano, se ha informado del aumento de presencia de elementos de la Guardia Nacional, pero nada de eso ha funcionado.

Lo cierto es que la violencia en Sonora ya no se soluciona con medidas de efecto, ni con anuncios de obras o aumento de elementos en la fuerza pública; lo que se requiere de inmediato es un plan de acción estratégico, una fuerza operativa que actúe con inteligencia y dotada de herramientas tecnológicas, con recursos operativos y con mandos capaces de realmente estructurar un frente opositor contundente a los grupos criminales.

De nada sirve acumular policías y patrullas que no van a reaccionar, en el peor de los casos; los grupos criminales llevan ventaja porque son los que ponen su agenda, son los que operan con impunidad y no existe la capacidad para adelantarse en sus acciones y evitarlas.

La secretariaa de Seguridad Pública, María Dolores del Río está perdida en el puesto, no sabe ni atina a montar operativos estratégicos, sus acciones son palos de ciego y resulta evidente que es un eslabón muy débil en lo referente a la cadena de mando en la seguridad pública.

Si bien es Dolores del Río la que recibe los señalamientos, ella no tiene la culpa de estar en una posición que desconocía y desconoce, está ahí porque es el puesto que le asignaron, burócrata y chambista, al final de cuentas aceptó una responsabilidad en la cual es una completa ignorante. Pero el problema no es ella, el asunto va más allá, pasa por la incapacidad de armar un plan estatal, el mismo que ofrecieron en la campaña y que es evidente, jamás tuvieron.

En esas circunstancias los comandos armados, los grupos criminales y las tomas de ciudades o pueblos van a continuar porque no hay acciones de inteligencia para contenerlos.

 

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Leímos con el colega Fernando Oropesa que el alcalde Caborca, Abraham "El Cubano” Mier, decidió hacer un pase de charola entre los empresarios de la región para la compra de patrullas y con ello tratar de, más o menos, aparentar que algo se hace en contra de la inseguridad pública.

La coperacha se origina en la carencia de dinero en el Ayuntamiento de Caborca para poder adquirir unidades.

Esto es otra forma de justificar su inoperancia e incapacidad para resolver el problema. Cuando irrumpió el comando armado, la solución que planteó el alcalde Mier fue decretar un toque de queda, eso significó abandonar el terreno y condenar a los ciudadanos a un encierro forzado.

Ahora llama a los empresarios de la región para que apoyen monetariamente la compra de patrullas; la carencia de unidades es un problema, cierto, pero no es la solución adquirir más, si antes no logran tener un cuerpo policiaco profesional, que no se sienta en desventaja al enfrentar situaciones de contingencia y donde pueden perder la vida.

De nada sirve acumular patrullas si no tiene policías que las ocupen las 24 horas y que estén armados, capacitados, bien pagados y con gasolina suficiente para dar la batalla. Nomás falta que también pida para echarles "gas” porque tampoco va a tener dinero para eso.

 

2.- El alcalde de Hermosillo está poniendo la prueba de que se pueden hacer muchas cosas cuando se tienen ganas, pero sobre todo capacidad innovadora; va a aumentar el parque vehicular de seguridad pública con patrullas solares, a diario da el banderazo para que inicie una obra pública y todo eso lo hace con recursos municipales.

Efectivamente, falta mucho por hacer en la Capital de Sonora, todavía quedan muchos baches por tapar, pero al menos existe la percepción de que el Ayuntamiento está trabajando y aplicando recursos en acciones prioritarias para los ciudadanos.

La parte de los ciudadanos es ahora pagar el predial y exigirle al ayuntamiento que cumpla su parte de tapar los baches; es una acción simbiótica donde la gente y la autoridad pueden salir beneficiadas. Veremos si los hermosillenses confían y se aplican en el pago del predial.

 

3.- Algo anda mal en el gobierno de Sonora; la renuncia de un subsecretario en la Secretaría del Trabajo y del Subdirector Médico del Isssteson, son la prueba de que al interior hay todavía muchos problemas de acomodo.

Que los egos y las vanidades; sumado a las malas prácticas de algunos titulares no son del agrado de personas de buena fe que llegaron a ciertos cargos y quienes creyeron en una auténtica trasformación, pero que en la práctica se han dado cuenta de la conformación de una nueva mafia.

Lo que sucedió en Isssteson y en la Secretaría del Trabajo, pareciera menor si se compara con la forma como le desarmaron el equipo al Secretario de Salud, José Luis Alomía, quien ya andaba tirando la chamba, pero lo convencieron de quedarse un tiempo más, aunque ya no tiene el control de esa Secretaría.

 

Otros Juglares:

--"Desde las primeras horas de este día, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE), en coordinación con integrantes de la Mesa Estatal de Seguridad, realizan operativos para localizar a dos personas del sexo masculino, por quienes se recibió denuncia en Pótam por privación ilegal de la libertad.

"En el operativo de búsqueda, que se realiza por tierra y aire, participan más de 100 elementos en distintas unidades terrestres de la Fiscalía General de Justicia del Estado con elementos de la  Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) y la Secretaria Estatal de Seguridad Pública con elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP)”.

Parte de un comunicado de prensa emitido por al Fiscalía General de Justicia de Sonora (FGJES) para tratar de minimizar el impacto negativo que pueden generar los hechos violentos en Pótam y la quema de camiones de personal en Vícam.

 

Gracias por su atención, hasta el viernes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

 

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión informativa en Facebook en Rafael Cano Franco "El Juglar de la Red”.

Ir arriba