AMLO avaló en los hechos, decisiones de Carlos Salinas

Día de publicación: 2022-03-31
Por: Fco.Javier R. Quirrín



EN 1992, HACE treinta años, el gobierno del Presidente Carlos Salinas de Gortari había construido un exitoso camino para establecer una verdadera transformación nacional en base a un pensamiento "neoliberal”, es decir, contraria al "conservadurismo”.

En esa estrategia había logrado reformar la Constitución para privatizar las empresas estatales que se habían convertido en toda una carga para el gobierno y, al mismo tiempo, otorgó facultades a los campesinos para disponer del destino de sus tierras, basado en el fracaso de la colectividad, ejemplificada en los ejidos.

Dentro de su política económica, el gobierno "salinista” tomó una decisión que sentaría las bases para la estabilidad nacional, puesta en crisis cada cambio transexenal: Logró la autonomía para el Banco de México.

Es decir, desde "el manejo de la economía desde Los Pinos”, como lo señaló el entonces Presidente "populista” Luis Echeverría, en 1975, a pasar a dejar en manos de los mejores economistas del país, el destino de las finanzas nacionales.

El paso siguiente de la era de CSG era la firma de un tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, el que finalmente entró en vigor el 1 de enero de 1994.

A partir de entonces, México demostró su buen aprendizaje en el manejo de la economía nacional. Banxico, como banco central, se convirtió en toda una escuela de expertos, dignos descendientes del "padre del desarrollo estabilizador”, don Antonio Ortiz Mena (secretario de Hacienda con los presidentes López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz) donde destacaron –entre otros, claro- Jaime Serra Puche, Guillermo Ortiz Martínez y Agustín Carstens.

La autonomía del Banco de México permitió la no intromisión de decisiones surgidas de la pasión e ideologías políticas, para dar paso a las decisiones eminentemente técnicas de una realidad económica establecida en todo el mundo.

Como resultado de ello, el peso se fortaleció ante las monedas del mundo, incluido el dólar. Se reestructuró una deuda externa que permitió ahorros en intereses y se le quitaron tres ceros a los valores del peso nacional. Quedaron atrás las crisis de una altísima inflación a consecuencia de las políticas populistas de Echeverría y López Portillo.

Si bien es cierto que a fines de 1994 la crisis política envolvió a la economía del momento, el nuevo presidente, Ernesto Zedillo Ponce de León, permitió lo que fue calificado por la historia como "error de diciembre”, en pleno acuerdo con los Estados Unidos y para apoyar a los ricos del país, convirtiendo su deuda bancaria en deuda pública a través del FOBAPROA.

Pero esta última, es otra historia, la que incluyó la entrega del poder al Partido Acción Nacional en el año 2,000. Lo que quedó establecido fue la autonomía de Banxico, factor esencial para que los cambios en los siguientes sexenios de Fox, Calderón, Peña Nieto y López Obrador, transcurrieran sin mayores tormentas económicas.

En nuestros días de la llamada "cuarta transformación”, el Presidente López Obrador ha repetido –literalmente- miles de veces, su crítica al periodo "neoliberal”, al que ha calificado, contradictoriamente, de "conservador”.

Sin embargo, en una muestra fehaciente de su vocación "neoliberal”, AMLO gestionó y luchó denodadamente por la renovación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, lo que incluyó una sutil entrega y apoyo a la campaña reeleccionista del Presidente Donald Trump, para lo cual viajó a Washington y, presente en la Casa Blanca, se atrevió a manifestar su reconocimiento a un Trump que cotidianamente se dedicó a insultar a los mexicanos, "por su respeto –dijo- a nuestro pueblo”.

Hace apenas unos cuantos días, López Obrador ofreció una muestra más de lo predecible de sus acciones.

Como Presidente de México, sin duda es el hombre más informado del país. El dato que obtuvo horas antes de que el Banco de México anunciara su decisión de elevar su tasa de interés a los bancos de 6.0 a 6.5 por ciento, fue revelada en una "mañanera”, violando flagrantemente la autonomía del Banco Central.

AMLO, siempre predecible, ofreció una muestra más de su propósito final: Controlar desde palacio nacional al Banco de México.

Días después, el Presidente trató de justificarse diciendo que obtuvo la información de parte de su secretario de Hacienda, Ramírez de la O, pero que pensó que ya Banxico la había dado a conocer.

Nadie le creyó. El frío rostro de Victoria Rodríguez Ceja, gobernadora de Banxico, lo decía todo. No pudo ocultarlo al asistir a la convención bancaria en Acapulco.

Eso sí, el Presidente aprovechó para declararse "respetuoso de la autonomía del Banco de México”.

Tampoco nadie le creyó.

En los hechos, al discurso constante y sonante del Presidente dirigido a los suyos, incluidas sus críticas al "periodo neoliberal”, a los conservadores y corruptos que "financian campañas mediáticas en su contra”,  se antepuso ahora su férrea defensa a las acciones neoliberales impuestas al Banco de México por Carlos Salinas de Gortari.

Asimismo, timbre de orgullo de la "cuatroté” es el haber renovado el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, quizá el mayor éxito del plan económico de Salinas.

Y aunque fuera sólo de los dientes para afuera, ofreció su compromiso de "respetar” la autonomía del Banco de México.

De hecho, fueron reconocimientos al periodo "neoliberal”, aunque esto último no esté dirigido a los sectores consentidos de AMLO: los pobres de este país.

 

Gertz Manero ahora es un obstáculo para el Presidente

HAY UN CERCO de resistencia a decisiones que tomaría el Presidente si no tuviera a la vuelta de la esquina la famosa consulta de revocación de mandato, este diez de abril… Por ejemplo, la guerra en Ukrania, ha encarecido el precio de las gasolinas, pero el subsidio de hasta el cien por ciento del impuesto conocido como IEPS (Impuesto Especial sobre Productos y Servicios) ha permitido que el precio del litro de las gasolinas se mantenga a pesar del escenario mundial y con una resistencia a un aumento de cuando menos seis pesos más por litro… ¿Qué sucederá sobre este tema una vez que pase el diez de abril?... No lo sabemos, pero el discurso que justifique el "gasolinazo” estaría listo culpando al mundo de la situación… Tampoco el Presidente puede hablar de combate a la corrupción sin que crezca el número de mexicanos convencidos de que está mintiendo… Los golpazos tremendos que le ha propinado el periodismo de investigación, han expuesto ante la sociedad mexicana la corrupción en su gabinete, en su familia y la incongruencia del mensaje sobre la austeridad y la vida que se dan sus hijos, de lujo… A la división e insidia que abraza a su equipo de colaboradores más cercano y que ha trascendido a la opinión pública (el encontronazo Julio Scherer-Alejandro Gertz-Olga Sánchez Cordero) obliga a AMLO a evadir el tema cuando le han  puesto sobre la mesa la sutil advertencia de que hay mucho más información que podría salir a la luz y que le comprometería para revelar con fehacientes pruebas, su máscara de corrupto y autoritario… Y, finalmente, la gota que derramó el vaso, fue la exhibición pública que los once ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación propinaron al aún titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, lo que obligó a López Obrador a reconocer públicamente que "todo debería de dirimirse así, haciendo prevalecer la Ley”… En realidad, la Corte demostró en su sentencia liberadora de Alejandra Cuevas y Laura Morán, que Gertz utilizó su cargo público para injustamente meter a la cárcel y perseguir a su sobrina política y excuñada, acusándolas de homicidio "por omisión” (delito inexistente) en un exceso que obligaría al Presidente a remover ipso-facto a este servidor público, porque nadie cree la farsa de que la FGR es autónomo del Poder Ejecutivo… Pues tendrá qué esperar el Presidente a que pase el diez de abril.

 

Y, finalmente, el predecible AMLO, anuncia su golpe final al INE

TAN SEGURO está que sacará la mejor parte de la famosa consulta por la revocación de mandato el próximo diez de abril, que el Presidente López Obrador adelantó en su "mañanera” de este martes, que eliminará a los actuales consejeros del Instituto Nacional Electoral con una iniciativa de reforma que tiene lista para enviarla a la Cámara de Diputados… Añadió que será una reforma para que sea el pueblo, a través de su voto, el que elija a los nuevos integrantes del organismo responsable de fungir como árbitro electoral… "Ya tengo lista la iniciativa… Vamos a cambiar a todos los consejeros… Será enviada primero a la Cámara de Diputados”, subrayó el Presidente… En otro momento, López Obrador habría dicho que aunque no vote el 40 por ciento del total del padrón electoral en la consulta por la revocación de mandato (lo que haría vinculatorio el resultado), "si una mayoría de quienes acudan a las urnas, quiere que me vaya, me iré”… Claro, lo dijo antes de que sus diputados encabezados por el corrupto "padresista” Sergio Gutiérrez Luna, actual presidente de la mesa directiva en la Cámara Baja, impusieran una reforma "fast-track” para echar abajo una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la que se obligaba a todos los partidos políticos y servidores públicos, a abstenerse de promocionar la consulta… En el clásico "sabadazo”, MORENA logró que el Presidente, su partido y todos los servidores públicos, abiertamente promocionaran la consulta… Algo evidentemente violatorio de la Constitución y del espíritu original de la Ley para una Consulta Pública… Pero, ¿a quién en el poder ahora le importa el cumplimiento de la Ley?... La propaganda que se ha distribuido a lo largo y ancho del país, es en el sentido de que "AMLO siga”, es decir, no se está promocionando la revocación, sino la ratificación de mandato… Resulta lógico pensar que esta elección del próximo 10 de abril, será una elección de Estado, lo que puede traducirse en que la administración de López Obrador y MORENA, movilizarán el día de los comicios a los más de 23 millones de mexicanos que reciben un apoyo económico a nombre no del gobierno, sino del Presidente… De ahí la seguridad que manifestó en su conferencia matutina del martes, al adelantar el anuncio de contar con una iniciativa para expulsar de una vez por todas a las y los consejeros de este INE que se han encargado de imponerle constantemente reveses en sus propósitos de control electoral… Sobre todo, López Obrador sería feliz al ver en la calle al actual consejero-presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello y al consejero Ciro Murayama, quienes se han encargado de señalar constantemente el carácter autoritario y violatorio a la Constitución por parte del Presidente.

 

Lilly Téllez, militante del PAN
LILLY Téllez ha demostrado ser una mujer congruente en sus convicciones personales… Aceptó ser candidata de MORENA al Senado en el 2018, -acompañando a su compañero de fórmula, Alfonso Durazo-, no sin antes advertirle a López Obrador que ella no estaría de acuerdo en una agenda a favor del aborto y que tampoco se afiliaría a su partido… Al paso de los meses y ya en la Cámara Alta, Lilly terminó por decepcionarse al ver que no sólo MORENA promovía la cultura de la muerte, sino que el Presidente mentía y violaba constantemente la Constitución y las leyes… Determinó renunciar a la bancada de MORENA y pasarse a la del Partido Acción Nacional, pero sin ser militante de ese partido… Sin embargo, en las semanas recientes, la figura de esta Senadora sonorense ha crecido de manera exponencial, por sus actitudes de arrojo, valentía y argumentación en la crítica sobre el Presidente y su gente… Este escenario ha permitido que se ponga sobre la mesa la posibilidad de que Lilly aparezca en la boleta electoral del 2024, con miras a la Presidencia de la República… En una conversación en redes sociales, la legisladora aseguró que podría ganarle a Claudia Sheinbaum, la aspirante que cuenta con las simpatías de AMLO para sucederle en el cargo… Luego entonces, el anuncio esta semana, al decidir Lilly ser militante del Partido Acción Nacional, conlleva evidentemente el propósito de entrar en la jugada por la sucesión presidencial… Vaya que dará de qué hablar en las semanas y meses por venir.

Ir arriba