Vuelo Peñasco-Tijuana: más cáscaras que nueces

Día de publicación: 2022-05-01
Por: Yuriria Sierra



La semana pasada fue oficialmente inaugurado un nuevo vuelo Tijuana-Puerto Peñasco de Calafia Airlines que, según afirma el comunicado oficial, "ayudará a estimular el turismo de una de las playas más populares de Sonora”.

¿Deveras creen que un vuelo que en el improbable caso de que viniera con cien por ciento de su capacidad de espacios ocupados, que significarían cien pasajeros a la semana podría estimular el turismo de Puerto Peñasco? La verdad, creo que ni se sentiría en el movimiento económico de la ciudad. Pero en fin, se vale soñar.

Además, no quisiera ser aguafiestas, pero en lo personal no creo que ese vuelo vaya a durar mucho tiempo operando.

A la largo del presente siglo hemos sido testigos los sonorenses del inicio de cualquier cantidad de vuelos con diversas rutas, que incluso parecían promisorias. Vuelos redondos de Hermosillo-Las Vegas y Hermosillo-Ciudad Juárez, han sido puestos en operación varias veces por diversas líneas y en todas y cada una de esas ocasiones, pronostiqué y acerté que no durarían mucho.

Ha habido otros vuelos extraños, como uno Hermosillo-Querétaro, otro Hermosillo-Durango y más recientemente Hermosillo-Mérida, los cuales duraron menos que un suspiro, y en todos ellos, al inaugurar su primer vuelo, se auguraron grandes beneficios comerciales y turísticos para Sonora. Todos fallaron.

"La ruta Tijuana - Puerto Peñasco permitirá nuevos mercados como el de California. Esto, aunado a que Calafia Airlines es la línea aérea líder de la región noroeste del país”, dijo el primer mandatario del estado, Alfonso Durazo Montaño.

Con todo el respeto que me merece el señor gobernador, pero me parece que dos vuelos semanarios en una navecita de 50 plazas, pasará desapercibida hasta para los habitantes de San Diego y poblaciones aledañas, que tienen a su disposición cualquier cantidad de bellísimas playas, con excelentes servicios turísticos, gastronómicos, de hospedaje y diversiones, en en un corredor que va desde el noroeste de Los Ángeles hasta Ensenada.

Pero quien en mi opinión no se midió, fue Célida López Cárdenas, secretaria de Turismo en el estado, quien, según el comunicado oficial, recordó que es la primera vez, durante varias décadas, que Sonora cuenta con un gobernador con visión de estado.

Y dicen que dijo refiriéndose al gobernador, con toda la seriedad de que es capaz de exhibir: "Ahora tenemos uno que realmente le apuesta al turismo como un sector que puede lograr sacar a muchas familias de la pobreza y lograr mucha riqueza para la mayoría de los sonorenses”.

Una de dos, o los últimos siete meses me la he pasado en babia y no me he dado cuenta de cómo el ciudadano gobernador le ha apostado al turismo, o la señora secretaria le quiso dar un champucito de cariño a su jefe.

Célida López, a quien en multitud de ocasiones le reconocí sus logros al frente del ayuntamiento de Hermosillo, es nativa de Puerto Peñasco y buena parte de su juventud la vivió en Baja California, por lo tanto debe tener plena conciencia que el multicitado vuelo recién inaugurado, sólo será atractivo para los residentes del puerto que quieran viajar al noroeste de Baja California o al suroeste de California

Me parece que catapultar la actividad turística no entra en los proyectos de la presente administración estatal, como tampoco lo fue en ninguna de las que la antecedieron. El gobernador que ha hecho un poquito más, cuando menos en el presente siglo, fue Eduardo Bours, quien al principio de su mandato se echó la balandronada de que durante su sexenio se incrementaría la participación del turismo en el PIB estatal en varios puntos porcentuales, lo cual no logró.

De hecho, en su primer año de gobierno inició su famosa carretera costera que dejó inconclusa. Nunca se dilucidó del todo cual fue la motivación predominante que lo impulsó a iniciar esta carretera que presumiblemente sería la obra emblemática de su sexenio.

Algunos malintencionados señalaron que se trataba de darle fuerte plusvalía a extensas áreas territoriales que el poderoso clan Bours tenía por aquellos litorales, sin embargo nunca pasó de rumores ni se llegó al aporte de pruebas.

El turismo es una actividad de las más promisorias en la entidad, pero catapultarla requeriría de muy fuertes inversiones que por lo visto en los casi ocho meses de la presente administración estatal, este gobierno no tiene la intención de realizar.

La secretaría del ramo no tiene proyectos ni siquiera de mediana envergadura para 2022. Todos los que pudieran ser interesantes, según la propia secretaria López Cárdenas, son para realizarse los próximos años.

¿Será verdad? o sólo pataleo del bote hacia adelante.

 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

 

Twitter: @fjespriella

Correo: felicianoespriella@gmail.com

 

Ir arriba