Para que la cuña apriete...

Día de publicación: 2022-05-19
Por: Feliciano J. Espriella



Debe ser del mismo palo, afirma un conocido refrán. Lo traigo a colación en virtud de que el día de antier, un viejo militante priísta, Humberto Moreira Valdez, le puso, como coloquialmente decimos, el cascabel al gato y reveló una serie de corruptelas de las que fue testigo y protagonista.

Expresidente municipal de su natal Saltillo, capital del estado de Coahuila, entidad de la que también fue gobernador, es un ave de tempestades que en varias ocasiones ha sido acusado de corrupción, lo cual nunca le han podido probar. Desde esta perspectiva, no es precisamente un sujeto muy digno de crédito y de quien se pueda creer a pie juntillas lo que diga.

Presidió también el Revolucionario Institucional durante nueve meses en el año de 2011, lo cuál fue sólo una maniobra política para dejar la gubernatura de Coahuila y de esa manera evitar ser él quien le entregara el poder a Rubén Moreira, su hermano mayor y a quien le había allanado el camino para sucederlo.

El día de antier, el político coahuilense al asistir a las exequias del exgobernador de Coahuila, Elíseo Mendoza Berrueto, que se realizaron en Saltillo, fue abordado por reporteros que le pidieron hablar sobre la política en la entidad, a lo cual respondió que es un político retirado y que en todo caso preferiría que le preguntaran sobre otro estado.

Ni tardos ni perezosos, los reporteros que conocen y han sido testigos de los enfrentamientos que desde hace años ha tenido con su hermano Rubén, le propusieron Hidalgo, entidad en la que contiende por la gubernatura la esposa de su hermano, Carolina Viggiano.

"En Hidalgo no se hagan bolas, va a ganar Julio Menchaca dos a uno”, respondió, para luego agregar que es un hombre íntegro, trabajador, responsable y preparado. Cuando uno de los reporteros le señaló que se trata de su cuñada, con evidente alusión al conflicto con su hermano Rubén, dijo:

"Yo no escogí a mi cuñada, perdón. Yo escogí a mi esposa y mi esposa a mí, no escogemos ni a los hermanos”.

Y ya encarrerado, continuó con algunas declaraciones en las que acusa a los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto de diversas corruptelas.

Declaró que hubo una confabulación entres estos dos personajes para que el PAN ganara la gubernatura de Michoacán, lo cuál dice él impidió.

También asegura que Felipe Calderón llegó a la presidencia mediante fraude electoral y que se premió con generosos recursos presupuestales para sus respectivos estados, a los gobernadores priístas que firmaron un desplegado reconociendo a Calderón como presidente. Sobre este tema, dijo que sólo él y Silverio Cavazos, exgobernador de Colima, se abstuvieron de hacerlo, y ambos están muertos, él políticamente y Silverio asesinado a balazos, recalcó maliciosamente.

Marginado de la vida pública y la política desde hace varios años, Humberto Moreira fue cuestionado entre otras cosas sobre la política de seguridad del presidente López Obrador, sobre la que hizo una amplia apología, pidiendo no ser reduccionistas con lo de "abrazos no balazos”, opinando que no se le responsabilice por la violencia y recordando que ésta fue producto de la guerra de Felipe Calderón.

La realidad es que Humberto Moreira merece estar en un lugar de privilegio en la relación de políticos mexicanos más detestables y su palabra se ha devaluado más que el peso en el gobierno de Miguel de la Madrid, sin embargo, como partícipe y testigo de muchos acontecimientos corruptos del PRI cuando estaba en los cuernos de la luna, debe conocerle cientos de maniobras oscuras.

Y aún suponiendo que lo dicho por Moreira sea exageración o una total falsedad, como a los boxeadores que han recibido en el transcurso de una pelea una soberana golpiza y cualquier golpe por tenue que sea lo hace trastabillar o lo manda a la lona, el PRI, que en las últimas semanas ha visto cómo su dirigente nacional va de escándalo en escándalo, que está a dos semanas de perder dos de las 4 gubernaturas que aún conserva, y que no pasa una semana sin que lo abandone algún Senador, Diputado Federal o integrantes de peso y valor, ya no reciente lo duro, sino lo tupido.

Está muy debilitado y en caída libre.

 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

 

Twitter: @fjespriella

Correo: felicianoespriella@gmail.com

Ir arriba