X aniversario de la partida del padre Villegas

Día de publicación: 2022-05-25
Por: Feliciano J. Espriella



Con una espléndida organización, fuerte convocatoria, exquisito ambiente, y en el marco de una noche apacible y muy fresca, el Patronato del Instituto Kino y los más cercanos colaboradores de Monseñor Pedro Villegas, conmemoraron el décimo aniversario de su partida con una extraordinaria velada el pasado viernes 20 de mayo.

Fue una velada verdaderamente memorable en la que por espacio de más de dos horas, los asistentes degustamos una deliciosa cena a la vez de que conocimos algunos aspectos relevantes de las instituciones Kino, anécdotas del padre Villegas y algo de su filosofía en relación a dar a los más necesitados algo más que consuelo.

Fue muy emotivo escuchar a algunos de quienes tuvieron el privilegio de conocerlo muy de cerca y establecer una estrecha amistad que los llevó a convertirse en colaboradores primero, y a su partida, continuar con su gran obra altruista.

Como emotivo también fue escuchar el testimonio de Jessica Torres Caballero, jovencita originaria del poblado Miguel Alemán e hija de padres oaxaqueños de oficio jornaleros, quien en representación de sus compañeras agradeció el apoyo que le ha brindado la Fundación pues gracias a eso ahora cursa el sexto semestre en la carrera Ciencias de la Educación en la Universidad Kino.

Seguramente que el Padre Villegas, como a él le gustaba que lo nombraran, hubiera estado muy jubiloso en esta ocasión, pues además de la conmemoración en su honor, se aprovechó el festejo para presentar el Hogar Estudiantil Kino para mujeres, un sueño que no alcanzó a materializar en vida. En repetidas ocasiones manifestó que le hubiera gustado fundar una institución para mujeres.

Sus fuerzas ya no le alcanzaron para concretar la ilusión que siempre tuvo de crear un albergue digno para apoyar a estudiantes mujeres, que habiendo concluido sus estudios de enseñanza media superior, y que por razones económicas no pudieran acudir a las universidades u otras instituciones de nivel superior, truncaran sus aspiraciones.

Después de su fallecimiento, el 19 de mayo del 2012, y con la idea de seguir unidos en el recuerdo, en el grupo de egresados surgió la idea de crear la "Fundación Pbro. Pedro Villegas Ramírez”, con la firme idea de apoyar a las instituciones Kino. 

 

Así se concibió la idea de crear el Hogar Estudiantil Kino para mujeres, que hoy día funciona en lo que fuera la casa de Monseñor Pedro Villegas. Todo ha sido posible por el esfuerzo conjunto de egresados entusiastas; de amigos y amigas de las obras Kino. Las estudiantes ya cuentan con instalaciones dignas para realizar sus estudios. 

La historia del padre Villegas como creador de instituciones la inició con dos niños huérfanos que alojó en el campanario de una iglesia en construcción. Así empezó la historia del Instituto Kino, que desde 1952 dio albergue y educación a miles de niños desamparados, convirtiéndose en una obra emblemática del amor hacia la niñez indefensa.

Años después, vendría El Hogar Estudiantil Kino: una institución ejemplar que brindó techo y comida a jóvenes de escasos recursos, provenientes de las distintas regiones del estado y del país, que deseaban cursar carreras universitarias pero carecían de recursos para solventar sus estudios.

En 1985, el Padre Villegas fundó la Universidad Kino, conjuntamente con la preparatoria y secundaria; con la idea de que los niños del Instituto tuvieran la posibilidad real de egresar con una carrera universitaria.

En la actualidad, las instituciones educativas Kino se han forjado un sólido prestigio y brindan educación media y superior a miles de estudiantes.

De la Universidad Kino han egresado cientos de profesionistas altamente capacitados, competitivos y humanistas, con una sólida formación en valores, quienes, en el ejercicio de sus profesiones, la prestigian y confirman su excelencia.

 

Tips para conservar la salud

Se espera que la presión arterial disminuya a lo largo de nuestras vidas, incluso debe controlarse regularmente. Necesitamos vigilar lo que comemos para asegurarnos de que se mantenga baja. Por ejemplo, cada comida que tomamos puede contribuir a la hipertensión de una forma u otra. Este es el caso cuando se aplica una fuerza contra las paredes de los vasos sanguíneos y hace que el corazón trabaje más duro de lo habitual, lo cual puede ser fatal

El ejercicio regular puede ayudar a reducir estos efectos. En Sonora lideramos a nivel nacional en enfermedades coronarias y diabetes cuya principal causa es una mala alimentación. Podemos hacer nuestra parte evitando los alimentos con alto contenido de azúcar o sal.

 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

 

Twitter: @fjespriella

Correo: felicianoespriella@gmail.com

 
 

Ir arriba