No bajemos la guardia

Día de publicación: 2022-06-16
Por: Feliciano J. Espriella



Hay dos temas sobre los que debemos tener especial atención en estos días. El primero y más importante por su relación con la salud, es el referente a los nuevos incrementos de contagios por Covid, que tienden a dispararse en varias naciones del mundo, incluyendo no sólo México, sino también nuestro estado.

Lamentablemente, por motivos que en lo personal no alcanzo a comprender, las autoridades sanitarias de Sonora suspendieron la información referente a los contagios diarios, que nos servían al grueso de la población para más o menos estimar los niveles de riesgo del momento.

Sin embargo por los referentes de familiares, vecinos, compañeros de trabajo o simples conocidos, diariamente nos enteramos de la aparición de nuevos contagios.

De acuerdo con información de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en las últimas semanas la región de las Américas ha presentado una tendencia al alza de contagios de Covid-19 y en el caso de México, se registró un aumento del 71%.

Los casos de Covid-19 en América, la semana pasada registraron un aumento respecto a la semana anterior de 1.2 millones de nuevos casos y 4 mil 69 nuevas muertes.

Lamentablemente al parecer ya le perdimos el miedo a contagiarnos y cada vez es más frecuente y recurrente la vuelta a las costumbres pre Covid. Apretones de manos, abrazos, saludos de beso en la mejilla y la ausencia del cubrebocas en nuestro rostro.

Es lógico, con contadas excepciones, los nuevos contagios suelen ser muy amigables, con malestares menores incluso a los de un simple resfriado. Sin embargo, nadie le garantiza a todas aquellas personas que se contagiaron y no tuvieron grandes molestias, que con el tiempo no se presenten secuelas que pueden ser verdaderamente muy molestas y que demeriten la calidad de vida.

Hace poco platiqué con una amiga que se contagió y la enfermedad casi ni la sintió. Pero pasado un tiempo, empezó a perder los sentidos del gusto y del olfato, al grado tal, que en la actualidad sólo logra percibir olores muy fuertes y ni un solo sabor le causa sensaciones agradables. Nadie le da esperanzas de que pudiera volver a recobrar el funcionamiento de dichos sentidos, y en la búsqueda de soluciones, tiene que realizar a diario una prolongada terapia de ejercicios.

No bajemos la guardia. El Covid-19 no se ha ido.

 

Cuidado con el crédito plástico

Bank of AmericaEl segundo tema se refiere a la salud financiera, que puede verse seriamente deteriorada si no somos precavidos en el uso de instrumentos de crédito, en especial las tarjetas.

La inflación que no ha podido ser contenida en la mayoría de los países del mundo y, muy especialmente en la mayor economía del planeta, la Unión Americana, está orillando a la administración del presidente Biden a implementar medidas que apuntan hacia un intento de provocar recesión.

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED por sus siglas en inglés), en su intento de combatir la inflación, elevó su tasa de interés de corto plazo en tres cuartos de punto porcentual este miércoles, de 1.5 a 1.75. También rebajó su previsión de crecimiento económico.

Evidentemente, la Fed está firmemente comprometida a devolver la inflación a su objetivo de 2 por ciento, informaron en un comunicado después de una reunión de dos días.

Ante este escenario, es de esperarse que el Banco de México (Banxico) replique la decisión de la Fed y aumente la tasa de interés local en la misma proporción. En mayo la subió a 7 por ciento, podría aumentarla a 8, o casi. Representará un retroceso para la recuperación económica, pero contener la inflación es la prioridad.

LiverpoolLo que seguirá y de inmediato, será el aumento de intereses y los primeros perjudicados vendrán a ser los consumidores con tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos de nómina y en general todo tipo de endeudamiento que vendrá aparejado con bajas en las actividades económicas y eventualmente generar recesión o estanflación.

Lamentablemente, los economistas todavía no han hallado otro remedio y prolongar la inflación por un lapso muy largo, con el tiempo podría ser más dañino para la sociedad en su conjunto.

Naturalmente que estas medidas tendrán repercusiones políticas. El presidente Biden tendrá elecciones en noviembre próximo y los republicanos (en especial los trumpistas) ya lo están atacando por su falta de resultados en materia económica.

Y en México, podría jurar que la oposición tratará de responsabilizar a López Obrador del problema inflacionario, aunque este sea un fenómeno mundial.

Sin embargo, no todo parece malo. Antier, al cierre del mercado interbancario, el peso mexicano se apreció frente al dólar, luego de cuatro sesiones a la baja.

En tanto la situación no se empiece a componer, no bajemos la guardia y evitemos contratar créditos

 

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

 

Twitter: @fjespriella

Correo: felicianoespriella@gmail.com

Ir arriba